La zona del euro, otra vez al borde del abismo

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El acoso de los mercados vuelve a poner en jaque el sueño de una Europa unida por una moneda común. Ya no son sólo Italia y España, la crisis de deuda también a contagiado a Francia, Bélgica y Austria. El aumento de las tensiones en los mercados ha disparado sus primas de riesgo, que en todos los ca El acoso de los mercados vuelve a poner en jaque el sueño de una Europa unida por una moneda común. Ya no son sólo Italia y España, la crisis de deuda también a contagiado a Francia, Bélgica y Austria. El aumento de las tensiones en los mercados ha disparado sus primas de riesgo, que en todos los casos ha alcanzado récords desde la creación del euros. La de España ha rozado los 460 puntos.

Los elevados déficits, unas perspectivas de crecimiento económico sombrías y la demostrada incapacidad de la clase dirigente para atajar la situación parecen agravar cada día más la crisis del euro.

El gran beneficiado del recrudecimiento de las tensiones, que han colocado el riesgo país de Italia en 500 puntos y el de España al borde de los 460 puntos, vuelve a ser Alemania. La rentabilidad del bund alemán ha bajado hasta el 1,76%, cuando hace sólo una semana superó el 1,9%.

Los bonos de referencia de Francia a diez años ofrecían hoy una rentabilidad en el mercado secundario del 3,64%, con lo que la prima de riesgo se disparó hasta los 188 puntos básicos, 18 puntos por encima del riesgo país que tocó el pasado jueves cuando Standard & Poor’s quitó por “error” la ‘triple A’ a la economía gala.

En los mercados de derivados, el coste de asegurar la deuda refleja igualmente este deterioro. Los credit default swaps (CDS) a cinco años de Francia han subido hasta los 207 puntos básicos, lo que supone que el coste de asegurar 10 millones de euros de deuda soberana francesa se encarece hasta los 207.000 euros.

Los expertos insisten en que es el Banco Central Europeo (BCE) el único que puede frenar la sangría en los mercados. Aunque la autoridad monetaria sigue comprando deuda de Italia, según asegura la agencia Bloomberg, las ley actual y el rechazo de Alemania a modificarla impiden que se convierta en el verdadero cortafuegos contra el efecto contagio de las dificultades de financiación.

La Comisión Europea atribuye los máximos marcados por la prima de riesgo española al contagio de los problemas en Grecia e Italia y no a los fundamentos de la economía española. Eso sí, insiste en mantener los esfuerzos de ajuste.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA