La salida a Bolsa del Santander Brasil impulsa al real

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La salida a Bolsa de un 16,2% de la filial brasileña de Banco Santander, que tendrá lugar mañana en los ADR de Wall Street y el jueves en la Bolsa de Sao Paulo, ha tenido como efecto colateral el fortalecimiento del real brasileño. La salida a Bolsa de un 16,2% de la filial brasileña de Banco Santander, que tendrá lugar mañana en los ADR de Wall Street y el jueves en la Bolsa de Sao Paulo, ha tenido como efecto colateral el fortalecimiento del real brasileño. Los inversores hacen acopio de reales antes de la que será una de las mayores IPO del año, valorada en una cifra de entre 4.340 y 4.930 millones de euros (a la espera de que se fije el precio de la salida a Bolsa al cierre del Bovespa).

La moneda brasileña, favorecida también por la adjudicación para Río de Janeiro de los Juegos Olímpicos de 2016, subió ayer un 1,3% frente al dólar hasta situar el cambio de monedas en 1,7598 reales. En lo que va de año, la moneda sudamericana ha avanzado un 32% respecto al billete verde.

IPO. Las nuevas acciones colocadas por Banco Santander estarán agrupadas en ‘units’, que son certificados de depósitos de acciones. Cada ‘unit’ representará 55 títulos ordinarios y 50 preferentes. El volumen de la oferta asciende a un total de 525 millones de ‘units’, con un precio estimado de entre 22 y 25 reales brasileños.

El Santander tiene presencia en Brasil desde el año 2000, cuando adquirió el Banespa Banco, controlado por el Estado de Sao Paulo, por 3.750 millones de dólares.

En 2007, el banco español compró los activos de Banco Real a ABN Amro por unos 12.000 millones de euros. Como resultado de estas operaciones, la entidad española se convirtió en el tercer banco privado brasileño por volumen de activos, por detrás de Itaú y Bradesco.

Oficinas. Esta operación permitirá a la entidad presidida por Emilio Botín sufragar un incremento de casi un tercio de sus sucursales en Brasil, donde actualmente ocupa ya el tercer puesto del país por tamaño. De este modo, un 70% de los ingresos obtenidos mediante la OPV se dirigirá a la expansión de la red de oficinas y cajeros automáticos.

En concreto, la entidad pretende abrir 600 sucursales en los próximos cuatro años, lo que supone un incremento de un 28,7% respecto a las actuales 2.091 que tiene abiertas en el país sudamericano. Santander Brasil cuenta también con 1.521 pequeñas oficinas situadas en instalaciones de los clientes corporativos y 18.000 cajeros automáticos.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA