La invasión china sobre América Latina continuó en el último año

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El continente sudamericano ha conseguido sortear la crisis global que azota el globo desde 2008 en buena medida gracias a sus buenas relaciones comerciales con la segunda potencia económica mundial: China. El gigante asiático ha sido clave en el tirón y la fortaleza que países como Brasil o Argentina han mantenido en los últimos años. Una importancia que queda clara al comprobar que entre junio de 2010 y mayo de 2011 China ha invertido 15.584 millones de dólares (10.905 millones de euros) en el continente, una cifra astronómica que certifica la importancia estratégica de la relación bilateral entre ambos polos económicos. El continente sudamericano ha conseguido sortear la crisis global que azota el globo desde 2008 en buena medida gracias a sus buenas relaciones comerciales con la segunda potencia económica mundial: China. El gigante asiático ha sido clave en el tirón y la fortaleza que países como Brasil o Argentina han mantenido en los últimos años. Una importancia que queda clara al comprobar que entre junio de 2010 y mayo de 2011 China ha invertido 15.584 millones de dólares (10.905 millones de euros) en el continente, una cifra astronómica que certifica la importancia estratégica de la relación bilateral entre ambos polos económicos.

China ha elegido América Latina como uno de sus objetivos prioritarios de inversión. Así lo acredita un estudio hecho público por Deloitte&Touche, que señala que la inversión china en la región creció durante el último año a un ritmo exponencial del 286%. Entre junio de 2010 y mayo de 2011 el gigante asiático ha destinado 15.584 millones de dólares (10.905 millones de euros) a invertir principalmente en los sectores de la energía y materias primas. Brasil y Argentina han acaparado esa inversión; la nación de Dilma Rousseff ha recibido un 59% del total, mientras que en el país capitaneado por Cristina Fernández se ha invertido el 41% restante.

El vicepresidente chino Xi Jinping, principal favorito para asumir la presidencia del país en 2013, realizó en junio un periplo por América Latina con el objetivo de aumentar las relaciones económicas de China con sus naciones. Se trata del segundo viaje que el político lleva a cabo por el subcontinente, dado que el comercio entre China y esta región se ha multiplicado en la última década por diez. En la delegación que acompañó a Xi se encuentra el ministro de Ciencia y Tecnología chino, Wan Gang; el viceministro de Asuntos Exteriores, Zhang Zhijun; el vicepresidente de la Comisión Nacional de Reforma y Desarrollo (principal órgano de planificación económica), Zhu Zhixin, y el presidente del Banco de Desarrollo de China (CDB), Chen Yuan. Una visita que da idea de la importancia estratégica que para China encierra el contienente.

Chile apenas ha recibido un 0,12% del total de la inversión china, por lo que Brasil y Argentina son los destinos favoritos (y únicos) de los inversores y autoridades chinas. De esos 15.584 millones invertidos, el 71% se dedicó al sector de la energía y materias primas, una muestra más del enorme interés chino en las posibilidades que ofrece la región en ese sentido.

«Tanto en Argentina como en Brasil se destacaron las inversiones de Sinopec, una de las empresas petroleras más grandes del mundo, que adquirió activos de Repsol-YPF en Brasil y de Occidental en Argentina por un monto total de U$S 9.609 millones «, señala el informe hecho público por la consultora. China National Offshore Oil Corporation (Cnooc) ha sido otra de las compañías destacadas en el estudio por su dinamismo comercial en la región.

Según Deloitte&Touche, la fuerte inversión china en la zona actuará como elemento de arrastre y dinamizará las economías de los países latinoamericanos. «Nuestra visión sobre las perspectivas futuras de inversiones chinas en la región es optimista, ya que consideramos que existirán mayores inversiones no solo en lo que respecta a energía y recursos naturales, sino también en otras industrias como la manufacturera, agricultura, infraestructura, financiera, etc», señala en ese sentido el informe.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA