La «huida» de Chávez a Cuba pasa desapercibida en el mercado financiero venezolano

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las dudas e incógnitas en torno a la salud del presidente venezolano, Hugo Chávez, no están teniendo incidencia en el mercado financiero venezolano. Pese a las especulaciones sobre la gravedad de la enfermedad que lo mantiene en Cuba desde hace diez días, los operadores no prestan atención a este hecho y consideran que no hay riesgo de que Venezuela entre en suspensión de pagos. Sí ven, por el contrario, que se va a mantener la volatilidad en el mercado de bonos, ya que los precios de los títulos se ven afectados por la incertidumbre sobre el precio de petróleo. Las dudas e incógnitas en torno a la salud del presidente venezolano, Hugo Chávez, no están teniendo incidencia en el mercado financiero venezolano. Pese a las especulaciones sobre la gravedad de la enfermedad que lo mantiene en Cuba desde hace diez días, los operadores no prestan atención a este hecho y consideran que no hay riesgo de que Venezuela entre en suspensión de pagos. Sí ven, por el contrario, que se va a mantener la volatilidad en el mercado de bonos, ya que los precios de los títulos se ven afectados por la incertidumbre sobre el precio de petróleo.

En un artículo publicado por Banca & Negocios y firmado por Alberto J. Cárdenas H., director de estrategia de BancTrust & Co., el analista no presta atención alguna a la enfermedad del mandatario venezolano para considerar que el riesgo del emisor, en este caso el Estado venezolano, se mantiene estable. En este sentido, la rentabilidad del bono a diez años viene oscilando entre el 6% y el 7%, un síntoma de estabilidad que viene acompañado por otros datos interesantes, como el periodo sostenido de alzas en la Bolsa de Valores de Caracas, que avqnza un 22% desde principios de año y sigue subiendo.

Ante este escenario, sin embargo, se está produciendo un contexto de volatilidad de precios en todo el mundo a que también afecta a Venezuela. “La volatilidad”, asegura, “es una fuerza que llegó para quedarse y está afectando la valoración de los principales activos financieros globales.” Cárdenas se refiere a esta circunstancia para incentivar a los inversores a replantearse su posición, en este caso hacia la venta de sus los títulos de deuda.

Porque, lejos de fijarse en la salud del presidente venezolano como motivación de la volatilidad de los bonos del país, el analista considera más importantes la caída en los precios del crudo, la caída en la renta variable global, la apreciación del dólar, así como, en clave interna, el impacto de la crisis eléctrica en el crecimiento del PIB venezolano, el riesgos legales en el corto plazo que enfrenta la industria petrolera (Exxon, Sanciones de EEUU), y las nuevas emisiones de deuda, aconsejan la venta.

Ninguna atención, por tanto, a la noticia del día. Según el presidente de la Asamblea Nacional venezolana, Fernando Soto Rojas, Chávez regresará a al país el 5 de julio para participar en la celebración del Bicentenario de la independencia. A su vez, ha descartado los rumores que aseguraban que el mandatario sufre un cáncer y ha asegurado que, de ser así, el Gobierno ya habría informado de ello.

Hay quien especificaba esa fecha como un límite para el regreso del mandatario al país. No en vano, de no cumplirse esta predicción, tomarían peso las opiniones de los que se basan en la presencia de toda la familia Chávez en Cuba para asegurar que el estado de salud del presidente es grave.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA