La economía mexicana superará a la brasileña en 2022, según los analistas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Grupo Nomura considera que México podría desbancar a Brasil como la mayor economía de Latinoamérica de aquí a diez años, pasando a convertirse en una economía “jaguar”, parecida a la economía “tigre” de rápido crecimiento en el este de Asia. Grupo Nomura considera que México podría desbancar a Brasil como la mayor economía de Latinoamérica de aquí a diez años, pasando a convertirse en una economía “jaguar”, parecida a la economía “tigre” de rápido crecimiento en el este de Asia.

Esto podría darse si el presidente electo, Enrique Peña Nieto, fuera capaz de elevar la tasa de crecimiento de la economía un 6% anual como prometió a lo largo de su campaña electoral, lo que supondría reformar el mercado laboral y el sector petrolero del país, además de ampliar la base tributaria.

El Fondo Monetario Internacional no opina como Nomura, pues estima que la economía brasileña es dos veces más grande que la de México. Aunque, según la consultora, la brecha podría desaparecer en 2022 si la mexicana crece al máximo con los estimados del organismo. En concreto considera que en la próxima década Brasil crecerá entre un 2,75% y 3,25% y México entre un 4,25% y un 4,75%.

El grupo basa su argumentación en la creciente ola de anuncios de instalaciones de nuevas fábricas de Pirelli, que se decantan por México y las ventajas que representa sobre China.

Además, la firma considera también que el nuevo empuje de México contrarresta con la fatiga reformadora de Brasil, donde el Gobierno ha presentado medidas sucesivas para impulsar su industria local y proteger a los exportadores de la tasa de cambio.

Brasil y México se han superado mutuamente como la mayor economía de Latinoamérica en la última década, pero el país de Dilma Rousseff se impuso en 2005, debido al estancamiento político de México, que enfrió el crecimiento e hizo que Brasil se convirtiese en el favorito para los inversores. Pero Brasil parece que ha tocado un punto blando.

“Si Brasil no aprueba ninguna reforma estructural y México si lo hace, entonces el escenario ‘México con crecimiento alto y Brasil con bajo’ parece el más probable”, ha considerado Benito Berber, economista de Nomura.

Aunque no es el único que piensa de esta manera, pues Geoffrey Pazzanese, el codirector del Federated InterContinental Fund, de 523 millones de dólares, de Federated Investor’ considera que “México es el lugar donde deben estar las empresas y los inversores”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA