Humala intenta forzar la dimisión de su segundo vicepresidente de Gobierno

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de Perú, Ollanta Humala, ha pedido a su vicepresidente segundo, Omar Chehade, su dimisión para defenderse ante las comisiones parlamentarias y la Fiscalía de las acusaciones de tráfico de influencias de las que ha sido objeto. El presidente peruano, Ollanta Humala, ha pedido a su vicepresidente segundo, Omar Chehade, su dimisión para defenderse ante las comisiones parlamentarias y la Fiscalía de las acusaciones de tráfico de influencias de las que ha sido objeto.

«Pienso que haría bien en dar un paso al costado, pero eso debe nacer de él para tener la libertad de poder defender su inocencia y también para que dejemos ya que este tema siga avanzando cuando hay tantas cosas por hacer en Perú», ha declarado el mandatario.

Supuestamente Chehade se habría reunido con tres generales para pedir una intervención policial a favor de un grupo empresarial, Bustamante, que mantiene una disputa por el control de una compañía azucarera.

Algunos medios peruanos han señalado que las declaraciones del presidente habrían cogido por sorpresa a Chehade, ya que ambos habían charlado previamente sobre este asunto y Chehade señala que nunca le había perdido que renunciase al cargo.

Por otro lado, Humala ha realizado un balance sobre sus cien días como mandatario del país, y confirmó que no podrá cumplir con algunas de las promesas electorales, como construir un hospital en cada capital de provincia o reducir el precio del gas.

Además, el mandatario reiteró que las autoridades respetarán los contratos firmados «nos guste o no nos guste» y que su objetivo es dar confianza al país y a los inversores. Y resaltó como principal resultado de su gestión el aumento de los impuestos que pagan las empresas mineras gracias a las negociaciones mantenidas por el Ejecutivo con el sector.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA