Goldman promete dejar de presionar a Italia si Monti sustituye a Berlusconi

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El banco más rentable de la historia de Wall Street, Goldman Sachs, ha explicado en un informe dedicado a la situación italiana que si finalmente el país designa un Gobierno de tecnócratas con un líder que goce «de personalidad externa y capaz» para gestionar la crisis, la especulación creada en torno al país mediterráneo descendería a gran velocidad. Uno de los nombres que se barajan para el puesto es Mario Monti, que precisamente trabajó para la entidad estadounidense como asesor internacional. El banco más rentable de la historia de Wall Street, Goldman Sachs, ha explicado en un informe dedicado a la situación italiana que si finalmente el país designa un Gobierno de tecnócratas con un líder que goce «de personalidad externa y capaz» para gestionar la crisis, la especulación creada en torno al país mediterráneo descendería a gran velocidad. Uno de los nombres que se barajan para el puesto es Mario Monti, que precisamente trabajó para la entidad estadounidense como asesor internacional.

La advertencia de Goldman Sachs -que asegura que la prima de riesgo italiana descendería con esta nueva persona al frente del país desde los 580 puntos básicos que rozó en la tarde del miércoles hasta los 350 puntos básicos- ha surgido poco después de que el actual primer ministro, Silvio Berlusconi, asegurase que dimitiría después de aprobar las reformas exigidas por la Unión Europea (UE) a Italia, que se prevé que sean ratificadas este mismo sábado en la Cámara de los Diputados, no sin antes pasar por el Senado el viernes.

De consolidarse en el poder Monti, Goldman Sachs ya tendría a dos ex empleados suyos ocupando puestos clave en Europa. El otro es el actual presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, que trabajó para esta entidad entre el 2002 y el 2006. Draghi ocupaba entonces un puesto en la directiva de la división europea de Goldman Sachs, la misma que durante esos mismos años colaboró con el Gobierno de Grecia para maquillar las cuentas públicas de Atenas frente a los escrutinios de Bruselas de cara a evitar sanciones. A finales de 2009 este secreto fue destapado dando comienzo a la crisis de deuda soberana del Viejo Continente, que a día de hoy se encuentra lejos de remitir.

Normalmente se acusa a los fondos de alto riesgo o hedge funds, dirigidos por brokers de carácter financiero muy agresivo, de aprovecharse de los movimientos especulativos del mercado y que normalmente están alimentados por temores relacionados con las perspectivas económicas. No obstante, las estrategias agresivas también forman parte del libro de instrucciones de ciertas divisiones de algunos bancos estadounidenses -Goldman Sachs entre ellos-, entre otros.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA