General Electric quiere convertirse en el mayor inversor internacional en América Latina

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La multinacional de EEUU General Electric quiere convertirse en el inversor más importante en los mercados de deuda privada de los países emergentes, a través de su filial especializada en este negocio. El inicio de la diversificación de la cartera tiene como objetivo conseguir la rentabilidad potencial del rápido crecimiento de estas economías. De momento, la mayor parte del capital de la empresa está invertido en activos estadounidenses. La multinacional de EEUU General Electric quiere convertirse en el inversor más importante en los mercados de deuda privada de los países emergentes, a través de su filial especializada en este negocio. El inicio de la diversificación de la cartera tiene como objetivo conseguir la rentabilidad potencial del rápido crecimiento de estas economías. De momento, la mayor parte del capital de la empresa está invertido en activos estadounidenses.

Algunas publicaciones internacionales se han hecho eco de los planes de General Electric (GE) de expandirse hacia los mercados de deuda de las economías emergentes, como es Latinoamérica. La empresa considera que puede recibir numerosos beneficios de estos países, que tienen un crecimiento considerablemente rápido.

Marie Vita Pike, vicepresidenta de la división de renta fija de GE Asset Management, ha informado sobre estos planes, y ha agregado que la empresa tiene por el momento una suma de 1.300 millones de dólares (1.031 millones de euros) invertida en los mercados emergentes, aunque la mayor parte de su capital se encuentra invertida en activos de EEUU.

General Electric quiere dar un cambio a sus inversiones desde los mercados desarrollados a los países emergentes, debido al fuerte potencial de crecimiento de estos últimos. En un informe del Fondo Monetario Internacional, los expertos prevén que el crecimiento de los mercados emergentes sea de un 6,3% durante este año y esperan que la tasa se mantenga hasta 2013, mientras que los países desarrollados pueden llegar a tener una expansión mucho menor durante el mismo periodo, cifra que han fijado en un 2,4%.

Este cambio en el destino de las inversiones de la empresa es, según dicen las autoridades de la entidad a algunas publicaciones internacionales, un proceso a largo plazo. La compañía aún no ha tomado decisiones acerca de cuánto dinero se dedicará a estas inversiones. Además, ha informado GE, la compañía emitirá sobre todo en deuda emitida en la moneda local, ya que las expectativas de crecimiento de estas divisas pueden suponer que se incremente el rendimiento de los bonos.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA