Europa advierte a Alemania que sólo con recortes no se sale de la crisis

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, le ha dado un toque de atención a la canciller alemana, Angela Merkel, al solicitar en una carta enviada a todos los líderes del Viejo Continente que en la reunión del próximo lunes se considere establecer «medidas activas» para promover el crecimiento económico y, sobre todo, el empleo. El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, le ha dado un toque de atención a la canciller alemana, Angela Merkel, al solicitar en una carta enviada a todos los líderes del Viejo Continente que en la reunión del próximo lunes se considere establecer «medidas activas» para promover el crecimiento económico y, sobre todo, el empleo.

Aunque Van Rompuy ha dejado claro que «se debe continuar con los esfuerzos para conseguir una estabilidad financiera y una consolidación fiscal», la cabeza visible del Consejo Europeo también ha retado a Merkel a que colabore con los países más perjudicados por el paro. La canciller germana, por su parte, mantiene su actitud de exigir recortes sociales en las potencias más débiles antes de otorgar nada a cambio. Si es que lo otorga.

El primer ministro italiano, el tecnócrata Mario Monti, exigió ayer a Berlín ayuda tras aprobar un paquete de austeridad valorado en 80.000 millones de euros, que tiene como objetivo reducir el déficit público del país y, sobre todo, el ratio deuda PIB del mismo, que es el segundo más elevado de la zona del euro -120%- después de Grecia. Alemania no ha contestado a la petición y el Gobierno italiano ya ha advertido que de no registrar un crecimiento en el medio plazo podrían sucederse fuertes disturbios.

Por su parte el presidente de la Comisión Europea, el político portugués Jose Manuel Durao Barroso, ha reforzado las intenciones de Van Rompuy diciendo que el lunes se presentarán nuevas medidas para impulsar el crecimiento económico. Portugal, que ya recibió un rescate financiero valorado en unos 80.000 millones de euros el pasado mes de mayo, se vuelve a encontrar estos días en el punto de mira de los especuladores tras desatarse el rumor de que podría requerir un segundo paquete de ayudas. Rumor que, desde Lisboa, se ha negado con rotundidad.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA