El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, vuelve a ‘pedir’ dinero a los bancos privados del país.

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ha pedido una cantidad de 5.000 millones de bolívares (899 millones de euros) a los bancos privados del país para financiar un total de 4.674 proyectos a través del Fondo Bicentenario del país. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ha pedido una cantidad de 5.000 millones de bolívares (899 millones de euros) a los bancos privados del país para financiar un total de 4.674 proyectos a través del Fondo Bicentenario del país.

El Fondo Bicentenario es el fondo crediticio del Banco Bicentenario, la financiera pública venezolana. Su objetivo es apoyar a las empresas de propiedad social, cooperativas y pequeñas y medianas empresas, entre otras. Ofrece subvenciones y créditos a cómodas tasas de interés y plazos favorables con la pretensión de aumentar la producción nacional de Venezuela.

En la actualidad, existen un total de 4.674 proyectos contemplados dentro del Fondo Bicentenario venezolano, que requieren una financiación por un total de 29.807 millones de bolívares (5.360 millones de euros). Ante la limitación del Fondo de Desarrollo Nacional (Fonden), Chávez pide a otros actores de la economía del país que aporten recursos para financiar al menos la mitad de los proyectos.

Con tal fin, el presidente de Venezuela quiere reunir una cantidad de 15.000 millones de bolívares (2.697 millones de euros), a dividir a partes iguales entre el Fonden, la banca pública y el sector financiero privado del país.

En Venezuela predominan los bancos privados, con un total de 59,58% de la cuota de mercado del sector en abril del 2010. Le sigue la banca pública, con un 26,78% de este total, y los bancos de capital extranjero, con un 13,64%. Los bancos privados con mayor importancia en el país son, por orden, Banesco, BBVA Banco Provincial, Banco Mercantil y Banco Occidental de Descuento (BOD).

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA