El nuevo Mercado Integrado unirá a las bolsas de Colombia, Chile y Perú

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las bolsas de valores de Colombia, Perú y Chile avanzan en su alianza global y formarán el Mercado Integrado, que estará operativo a partir de noviembre. La suma de fuerzas de las tres plazas financieras creará un ‘parqué’ que liderará la región por número de compañías listadas y será el segundo del subcontinente por capitalización bursátil, sólo superado por Brasil. Las bolsas de valores de Colombia, Perú y Chile avanzan en su alianza global y formarán el Mercado Integrado, que estará operativo a partir de noviembre. La suma de fuerzas de las tres plazas financieras creará un ‘parqué’ que liderará la región por número de compañías listadas y será el segundo del subcontinente por capitalización bursátil, sólo superado por Brasil.

En tota, la nueva bolsa panamericana acumulará 564 compañías listadas. De este total, 87 estarán en Colombia, 241 en Perú y 236 en Chile. Esto supone que estará a la cabeza de América Latina, seguida por México, con 406 compañías, y Brasil, con 386.

Los argumentos que apoyan la creación del Mercado Integrado, según sus promotores, son dos: el creciente interés de inversiones cruzadas entre los distintos países miembros; y la complementariedad de sus mercados. En Chile prima el sector energético, en Colombia el de hidrocarburos y en Perú la minería.

En agosto, comenzarán unas primeras pruebas de fusión de los sistemas, y en noviembre se implementará la primera fase, llamada de “Enrutamiento Intermediado”, y que no incluye cambios legales sino sólo normativos. Permitirá que los operadores locales compren acciones en los otros países miembros a través de intermediarios de cada uno de los países y rigiéndose por las leyes de las naciones de destino.

Un portavoz de la Bolsa de Valores de Colombia ha asegurado que durante esta fase “se prevé facilitar el acceso tecnológico al mercado local por parte de los intermediarios extranjeros, a través de mecanismos desarrollados por las bolsas, los depósitos y los demás participantes, bajo la responsabilidad de un intermediario local en la negociación, compensación y liquidación de las operaciones que se celebren en el Mercado Integrado”.

Es, precisamente, en los ajustes normativos necesarios donde se encuentran los mayores desafíos del proyecto. En este sentido, a lo largo del presente mes se reunirán representantes de las bolsas y reguladores con el fin de avanzar en esta materia.

Se prevé que hacia finales de 2011 dé comienzo la segunda etapa, bajo la cual los operadores locales podrán comprar directamente en los otros mercados y se estandarizarán normativas para facilitar el funcionamiento de las tres bolsas como una sola.

Las ventajas que reportará esta nueva alianza son varias. Se amplían las opciones de inversión disponibles en cada mercado, lo que implicará una mayor diversificación de productos en los que invertir. Además, se mejorará la formación de precios, con una doble vertiente. Por el lado de la oferta, resultará más fácil hacer comparaciones entre empresas similares. En lo que respecta a la demanda, los inversores locales tendrán mayor competencia en la compra de acciones.

También se espera un mayor interés de capitales extranjeros que busquen alternativas de inversión y, en consecuencia, un mayor acceso a capital de las compañías. Otro beneficio será que el mayor flujo de accionistas hará posible que las empresas locales puedan encontrar financiación para su crecimiento.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA