El lavado de dinero negro en Latinoamérica ha aumentado desde que estalló la crisis

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

En un análisis realizado durante la VI edición del Congreso ‘Antilavado de dinero y financiación al terrorismo’ que se celebra en Caracas, en el que participan 18 especialistas financieros internacionales, los expertos afirman que las operacones de lavado de dinero negro detectadas en Latinoamérica han aumentado como consecuencia de la crisis financiera y de la ausencia de más reglas que frenen su expansión. En un análisis realizado durante la VI edición del Congreso ‘Antilavado de dinero y financiación al terrorismo’ que se celebra en Caracas, en el que participan 18 especialistas financieros internacionales, los expertos afirman que las operacones de lavado de dinero negro detectadas en Latinoamérica han aumentado como consecuencia de la crisis financiera y de la ausencia de más reglas que frenen su expansión.

En concreto, los entes supervisores han detectado un aumento en el lavado de dinero, ya que crecieron las actividades sospechosas en seis de las economías más importantes de la región.

México y Brasil son los países que aparecen a la cabeza en este problema. En Venezuela, la Unidad de Inteligencia Financiera adscrita a la Superintendencia de Bancos (Sudeban) informó de la detección de 705 casos durante el segundo semestre del 2009, un porcentaje de un 13,34% por encima de los casos encontrados en el mismo período del año anterior.

2009 fue el año más duro de la crisis, según el consenso de algunos analistas internacionales, y estas cifras demuestran, por lo tanto, la hipótesis del Congreso: el lavado de dinero negro aumenta en tiempos de crisis.

Según las palabras del asesor venezolano Alejandro Rebolledo, que participa en el Congreso, publicadas en diarios internacionales, la infiltración de las mafias en el mercado internacional, ayudadas por la corrupción y la falta de controles, pone de manifiesto la vulnerabilidad de los sistemas financieros.

La proliferación de las actividades sospechosas en las economías más importantes de Latinoamérica sumerge a los países en la penumbra del mercado negro. Pero este problema no se queda dentro de las fronteras latinoamericanas, sino que tiene una dimensión internacional, y está estimulado por el narcotráfico, el fraude y las estafas.

En otros países, la corrupción y las inversiones en bienes raíces y en el sector de la construcción configuran caminos más sencillos para el enriquecimiento ilícito.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA