El FMI pide cautela a América Latina y rebaja su previsión de crecimiento para 2011 a un 4,4%

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Fondo Monetario Internacional (FMI) acaba de presentar su nuevo informe «Perspectivas para la Economía Global», en el que rebaja las perspectivas de crecimiento para América Latina de un 4,5% a un 4,4% para este año, mientras que predice un 4% para el próximo. Además, avisa de que algunas economías podrían sufrir una fase de “recalentamiento” provocada por una expansión sin control. Sin embargo, pese a la rebaja, se prevé que la región crezca a buen ritmo durante el próximo año. El Fondo Monetario Internacional (FMI) acaba de presentar su nuevo informe «Perspectivas para la Economía Global», en el que rebaja las perspectivas de crecimiento para América Latina de un 4,5% a un 4,4% para este año, mientras que predice un 4% para el próximo. Además, avisa de que algunas economías podrían sufrir una fase de “recalentamiento” provocada por una expansión sin control. Sin embargo, pese a la rebaja, se prevé que la región crezca a buen ritmo durante el próximo año.

Los dos pilares sobre los que se ha asentado el crecimiento de la región han sido, por un lado, la fluida capacidad de financiación de la zona y, por otro, la buena marcha de las exportaciones y el comercio. El organismo, sin embargo, advierte de que «la fuerte presencia de los bancos de España en la región podría generar algunos riesgos en un escenario de desaceleración, pero estos riesgos deberían ser contrarrestados por el modelo subsidiario existente».

Brasil, el gigante de la región, ve rebajado su perspectiva de crecimiento debido al plan de ajuste que ha puesto en marcha su presidenta, Dilma Rousseff, y a los esfuerzos de su Gobierno para evitar un “sobrecalentamiento” por un crecimiento excesivo. Si en 2010 el país creció a un 7,5%, para 2011 el FMI prevé un 3,8%, casi la mitad, y para 2012, un 3,6%.

Los que se mantienen en cabeza a buen ritmo son Chile, Paraguay, Perú, Argentina y Uruguay, fuertemente dependientes de la exportación de materias primas. Argentina crecerá a un 8% en 2011, mientras que Chile lo hará a un nada reseñable 6,%%. Pese a la ligera desaceleración, el organismo internacional, en su influyente informe, mantiene el optimismo. «Las perspectivas siguen siendo fuertes», afirma.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA