El Bono 2031 de Venezuela, una apuesta segura en tiempos de turbulencias

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

En mitad de una crisis de pesimismo derivada de la posibilidad de una nueva recesión en Europa y EEUU, los Bonos Soberanos 2031 de Venezuela están respondiendo como un valor seguro. No en vano, su cotización osciló ayer entre un 78,9% y un 79,25%, mientras que algunos expertos consideran que esta podría llegar al 90% en dos semanas. Con un rendimiento del 11,95%, el debate sobre si venderlos o mantenerlos en cartera está abierto. En mitad de una crisis de pesimismo derivada de la posibilidad de una nueva recesión en Europa y EEUU, los Bonos Soberanos 2031 de Venezuela están respondiendo como un valor seguro. No en vano, su cotización osciló ayer entre un 78,9% y un 79,25%, mientras que algunos expertos consideran que esta podría llegar al 90% en dos semanas. Con un rendimiento del 11,95%, el debate sobre si venderlos o mantenerlos en cartera está abierto.

Las cotizaciones registradas ayer implicarían un cambio de 5,45 y 5,50 bolívares fuertes por dólar respectivamente, algo que, teniendo en cuenta que el cambio oficial se sitúa, a día de hoy, en los 4,28 bolívares fuertes, resultaría un buen negocio. Sin embargo, la alta rentabilidad con la que cuenta el bono, de un 11,95%, hace que muchos, como el economista Luis Oliveros, aconsejen retenerlo al menos 60 o 90 días. La ganancia semestral por cada 3.000 dólares ascendería a los 179 dólares, mientras que se acumularía una ganancia de 358 dólares a finales de año.

No obstante, otros analistas consideran que el momento que vive el país, con el presidente Hugo Chávez recuperándose de un cáncer en La Habana, además de las turbulencias que se están produciendo en el mercado internacional, aconsejaría vender los papeles lo antes posible. En este caso, Oliveros recomienda mantener los dólares hasta el panorama económico mundial mejore.

Las previsiones, en cualquier caso, son halagüeñas. Según fuentes oficiales consultadas por el diario venezolano El Mundo, los mercados tenderán a estabilizarse, por los que, ante el atractivo de los papeles venezolanos y dado su alto rendimiento, en dos semanas aproximadamente, podrían cotizarse hasta en un 90%. La única recomendación verterá que podría realizarse en este contexto y con tantas incertidumbres, algunos expertos han aconsejado a los tenedores de estos bonos que tengan claros sus objetivos y estén atentos a las tasas de cambio.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA