Chávez aprueba una emisión de deuda soberana para inyectar otros 4.200 millones de dólares en la microeconomía venezolana

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Hugo Chávez por fin se ha decidido a lanzar una nueva emisión de deuda dirigida a las empresas nacionales y a los ahorradores, que venían reclamando desde hace tiempo el acceso a dólares. Hugo Chávez por fin se ha decidido a lanzar una nueva emisión de deuda dirigida a las empresas nacionales y a los ahorradores, que venían reclamando desde hace tiempo el acceso a dólares.

Concretamente, las autoridades venezolanas han anunciado que ve la luz un bono soberano al 2031 por 4.200 millones de dólares (2.922 millones de euros), con el que Chávez, además de dar un respiro a los empresarios nacionales e inyectar liquidez en la microeconomía del país, busca recursos para aumentar el gasto público de cara a las elecciones de 2012.

La tasa de interés alcanza el 11,95%, y la tasa oficial será de 4,30 bolívares por dólar para comprar la emisión. El mínimo para cada orden de compra será de 3.000 dólares.

Todos los detalles de la oferta pueden consultarse en la página Web del Banco Central Venezolano: http://www.bcv.org.ve/c5/pdf/convsoberano2031.pdf. Los bonos podrán comprarse desde el 27 de julio hasta el 29 de julio. La emisión va dirigida a dos targets: por un lado, «las empresas del sector productivo nacional debidamente registradas en el Rusad ; y, por otro, «las personas naturales y jurídicas domiciliadas o residenciadas en Venezuela».

La reciente aprobación de Ley de Costos y Precios por parte de un Hugo Chávez en tratamiento médico, había levantado las protestas de las empresas del país. Sin embargo, el empresariado estaba dispuesto calmarse si el Gobierno aceptaba realizar una emisión de bonos dedicada sólo a la industria nacional de la importación, principalmente del sector alimentario y farmacéutico, que le permitiera a los empresarios acceder a los dólares que hasta el momento les son difíciles de conseguir, ya que los organismos estatales tienen serios problemas para abastecer su demanda. Una emisión que finalmente, tras un fin de semana plagado de desmentidos, se ha producido.

Con esta emisión, el Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera (SITME), encargado de otorgar dólares a las empresas venezolanas, podrá dedicar recursos a otras áreas más necesitadas, ya que los importadores recibirán una inyección de dólares a través de la emisión de bonos.

Una emisión que se centrará en la industria nacional, que hasta el momento tiene problemas de apalancamiento en el 35% de los movimientos importadores en alimentos y fármacos.

Las peticiones llegan en plena tormenta política. Los empresarios venezolanos han rechazado la polémica Ley de Costos y Precios que Chávez dejó aprobada antes de marcharse a Cuba para iniciar su tratamiento de quimioterapia.

La norma, cuyo objetivo es frenar la alta inflación, entró en vigor en medio de críticas, ya que, según los comerciantes, se podría castigar la subida de precios con expropiaciones e intervenciones. Se trata de la primera ley que el venezolano ha firmado electrónicamente. Esta nueva tecnología permitirá al mandatario aprobar cualquier gestión en la distancia mediante la revolucionaria certificación.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA