Brasil se confirma como la joya de la corona del Santander

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La diversificación geográfica volvió a ser la principal fortaleza de Banco Santander para hacer frente a la crisis. En ese sentido, Latinoamérica, región en la que el grupo que preside Emilio Botín logró un 52% de los beneficios, jugó un papel protagonista, con Brasil como motor en la región. La diversificación geográfica volvió a ser la principal fortaleza de Banco Santander para hacer frente a la crisis. En ese sentido, Latinoamérica, región en la que el grupo que preside Emilio Botín logró un 52% de los beneficios, jugó un papel protagonista, con Brasil como motor en la región.

El gran país sudamericano fue de nuevo el principal soporte de los resultados del grupo bancario español, a pesar de que el beneficio atribuido bajó un 12% hasta los 647 millones de euros. No obstante, pese al retroceso en las ganancias, los depósitos aumentaron un 12% y los créditos un 19%.

El director financiero del Santander, José Antonio Álvarez, ha señalado que la caída del beneficio se debió en parte al aumento de las dotaciones, debido al repunte de la morosidad en el país. No obstante, ha destacado que se trata de un hecho puntual, por lo que ha anticipado que el banco espera un incremento de los resultados en Brasil durante este ejercicio del entorno de un 15%.

En el resto de la región, las ganancias alcanzaron los 571 millones de euros, un 6% más, gracias sobre todo a la filial de México, que ganó 296 millones de euros. Además, estos resultados se alcanzaron tesa un cambio de perímetro, ya que el Santander redujo el año pasado su participación en la filial de Chile, de la que ahora controla un 67%.

Latinoamérica volvió a compensar la caída del negocio en España, que en el primer trimestre apenas aportó un 12% de las ganancias. En concreto, la red Santander ganó 75 millones de euros, mientras que Banesto aportó al grupo 41 millones.

Banco Santander obtuvo en el primer trimestre de 2012 un beneficio atribuido de 1.604 millones de euros, un descenso del 24% con respecto al mismo período de 2011 debido básicamente al fuerte aumento de las provisiones para insolvencias, que se elevaron un 51% hasta los 3.127 millones, según ha comunicado la entidad.

Dichas dotaciones se realizaron íntegramente con cargo al beneficio ordinario, ya que en el trimestre no se produjeron plusvalías extraordinarias, y permitieron mejorar en un punto la cobertura de morosidad, hasta el 62%.

Según ha explicado la entidad, aumento de dotaciones está vinculado a la fuerte demanda de provisiones por la situación económica de España y Portugal, al crecimiento de la actividad crediticia en Latinoamérica y a que ya ha finalizado el impacto favorable derivado del uso de las provisiones genéricas acumuladas en años anteriores para cubrir las necesidades de dotaciones para insolvencias.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA