Barack Obama quiere negociar sin amenazas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El cierre del Congreso está pasando factura al presidente de EEUU, Barack Obama, que ha asegurado que hablará de cualquier cosa con los republicanos, con John Boehner a la cabeza, siempre y cuando pongan fin al cierre del Gobierno y garanticen el pago de la deuda de EEUU y sin amenazas. El cierre del Congreso está pasando factura al presidente de EEUU, Barack Obama, que ha asegurado que hablará de cualquier cosa con los republicanos, con John Boehner a la cabeza, siempre y cuando pongan fin al cierre del Gobierno y garanticen el pago de la deuda de EEUU y sin amenazas.

“No vamos a pagar un rescate para que EEUU pague sus deudas”, han sido sus palabras, tal y como recoge el periódico El País, a tenor de que deberán hacer frente a este problema, pero que deberían ser capaces de alcanzar un acuerdo.

En una rueda de prensa, el mandatario estadounidense ha señalado que está dispuesto a hablar de cualquier tema con los republicanos, pero que sino se reanudan los trabajos del Gobierno, se seguirá causando mucho daño, “no solo a las familias de los empleados que no están recibiendo sus salarios, sino que puede causar una profunda depresión económica” si el Congreso no toma una decisión.

Poro otro lado, a pesar de la tragedia anunciada para la Bolsa de Wall Street y de la crisis en general, aún no se ha producido ningún movimiento desde Washington para llegar a una solución y es que Barack Obama ya ha señalado que no va a “negociar bajo amenazas”.

Mucho se ha especulado sobre el problema de EEUU, que azota a todo el planeta, desde la posibilidad de remitir a una enmienda constitucional (que es un tanto confusa) hasta hacer ingeniería financiera para tratar de afrontar algunos pagos.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA