La UE renueva un año las sanciones por el deterioro político en Nicaragua

Asamblea de Nicaragua

Asamblea de Nicaragua

Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en reddit
Compartir en telegram
Compartir en email

La Unión Europea ha renovado hasta 2022 las sanciones contra Nicaragua por el deterioro político y social en el país, que se acerca a las elecciones generales del 7 de noviembre en un clima de acoso a la oposición y la sociedad civil.

Los Veintisiete prorrogan así las medidas restrictivas contra un total de 14 individuos, responsables de violaciones de Derechos Humanos y de la represión de la oposición democrática y la sociedad civil. Las sanciones, que implican la prohibición de entrada en la UE y la congelación de bienes, se extenderá hasta octubre de 2022.

El pasado mes de agosto, el bloque europeo redobló la presión sobre Managua añadiendo a ocho dirigentes al régimen de sanciones, incluida la vicepresidenta y primera dama, Rosario Murillo, en respuesta a la deriva autoritaria del país que atravesaba una espiral represiva con la detención de periodistas, activistas y opositores, incluyendo varios candidatos presidenciales.

La UE reclama un diálogo inclusivo y democrático en Nicaragua como salida a la crisis política, social y económica y ha insistido al Gobierno de Daniel Ortega para que ponga fin a la persecución de líderes opositores y medios independientes.

De cara a los comicios de noviembre, el bloque denuncia el uso político del sistema judicial para excluir a candidatos e inhabilitar a partidos de la oposición, unas medidas que dañan la credibilidad del proceso electoral, ya afectada por una reforma electoral que no cumplió con las recomendaciones de las misiones de observación electoral de la OEA y la UE.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA