Las altas temperaturas calientan a América en los primeros días de 2022

Calentamiento global

Calentamiento global

Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en reddit
Compartir en telegram
Compartir en email

Ahora corre el viento y llegaron las lluvias -o la nieve- en América, pero en los primeros días de 2022 los pobladores de varios países del continente se cocinaron a fuego lento con temperaturas que superaron los 45 grados Celsius.

Las altas temperaturas son usuales en el verano austral, pero esta vez marcaron récords y generaron alertas por peligrosas olas de calor. La empresa brasileña de meteorología Metsul confirmó temperaturas semejantes a Medio Oriente en varias regiones del Cono Sur.

Pero los sudamericanos no fueron los únicos extrañados por el clima. En el sur de EEUU se registró una temperatura de 37 grados, en el centro de México el 1 de enero marcó 41,7 grados Celsius, la cifra más alta jamás registrada en América del Norte en este mes; en el norte de España el termómetro marcó 26 grados, en Francia 26,4 grados y números similares en otras partes del Hemisferio Norte… que están en invierno.

«Europa, América del Norte y América del Sur se enfrentaron a temperaturas muy inusuales con cientos de récords de temperatura máxima de todos los tiempos. Nunca se había visto en Meteorología un primer día del año tan inusual como en el año que comienza», dijo Metsul en uno de sus reportes diarios.

El primer día del año vio una temperatura de 45,6 grados Celsius en la localidad paraguaya de Sombrero Hoby, en el departamento Presidente Hayes (centro-oeste), dos días después de que el termómetro marcara 45,3 grados en otra zona de ese país sudamericano.

Según el sitio Extreme Temps, en Argentina muchas ciudades tuvieron máximas por encima de los 40 grados abriendo el 2022, con 46,5 grados en Rivadavia y 45,6 grados en Santiago del Estero.

Brasil también tuvo un récord el 1 de enero en Porto Alegre (Rio Grande do Sul, suroeste), al menos desde 1984 que empezaron las mediciones, con 38,6 grados, dijo el Metsul.

El domingo 2 las temperaturas siguieron altas, con hasta 42 grados en Rio Grande do Sul y se mantuvieron las alertas por una ola de calor en la región del Cono Sur, pero a mitad de semana la temperatura cedió y llegaron las lluvias, en muchos casos como destructores temporales.

Algunas ciudades de la costa sureste de Uruguay enfrentaron inundaciones repentinas y en la región metropolitana de Porto Alegre llovió en un día lo mismo que en un mes.

En el norte el calor también cedió. EEUU ahora enfrenta intensas tormentas de nieve, mientras que en Europa el frío comenzó a dominar las jornadas y algunas zonas, como en Escocia, registraron nevadas.

En el Hemisferio Norte el calor siguió su camino hacia Asia. Mientras que en el sur, al menos en América, se apronta para volver.

Según el Metsul, a mitad de enero, el sur de Brasil, el centro de Argentina y Uruguay verán temperaturas históricas de 50 grados.

La entidad citó datos del modelo meteorológico estadounidense GFS, que proyecta temperaturas cercanas a los 50 grados en Rio Grande do Sul, el centro de Argentina y Uruguay para fines de la próxima semana.

Según Metsul, se trataría de «la madre de todas las olas de calor».

Al parecer, el infierno todavía no se termina.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA