Un diagnóstico detectó en 2014 fisuras y grietas en el metro que colapsó en Ciudad de México

Derrumbe en el Metro de Ciudad de México - Foto: Valente Rosas / El Universal Via Z / DPA

Derrumbe en el Metro de Ciudad de México - Foto: Valente Rosas / El Universal Via Z / DPA

Un diagnóstico realizado en mayo de 2014 en el segmento elevado sobre puentes de la Línea 12 del metro de la capital mexicana y dado a conocer este miércoles, detectó fisuras, grietas y problemas de drenaje en la estructura, que colapsó la noche del 3 de mayo pasado al paso de un tren, causando la muerte a 26 personas y dejando 77 heridos.

El informe final de 258 hojas, elaborado por la empresa Systra, fue entregado a las autoridades de la Ciudad de México y publicado por el portal de noticias Animal Político.

Las autoridades capitalinas conocían las deficiencias de la construcción del viaducto elevado, las cuales incluían «problemas de drenaje y fugas, fisuras y grietas, irregularidad de geometría, defectos de nivel de los tramos adyacentes e incluso, variación de color del concreto de las estructuras prefabricadas que se utilizaron».

El recorrido de inspección se llevó a cabo el 12 y 13 de mayo de 2014, hace exactamente siete años, mientras el viaducto elevado había sido cerrado a los usuarios porque se había detectado un «desgaste ondulatorio prematuro en las vías».

Esta verificación en campo se llevó a cabo desde el inicio de la parte elevada de la Línea 12, que fue inaugurada durante la administración capitalina del actual canciller Marcelo Ebrard (2006-2012), con atención particular al segmento entre las estaciones Olivos y Tlaltenco, que se derrumbó.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA