Un diagnóstico detectó en 2014 fisuras y grietas en el metro que colapsó en Ciudad de México

Derrumbe en el Metro de Ciudad de México - Foto: Valente Rosas / El Universal Via Z / DPA

Derrumbe en el Metro de Ciudad de México - Foto: Valente Rosas / El Universal Via Z / DPA

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Un diagnóstico realizado en mayo de 2014 en el segmento elevado sobre puentes de la Línea 12 del metro de la capital mexicana y dado a conocer este miércoles, detectó fisuras, grietas y problemas de drenaje en la estructura, que colapsó la noche del 3 de mayo pasado al paso de un tren, causando la muerte a 26 personas y dejando 77 heridos.

El informe final de 258 hojas, elaborado por la empresa Systra, fue entregado a las autoridades de la Ciudad de México y publicado por el portal de noticias Animal Político.

Las autoridades capitalinas conocían las deficiencias de la construcción del viaducto elevado, las cuales incluían «problemas de drenaje y fugas, fisuras y grietas, irregularidad de geometría, defectos de nivel de los tramos adyacentes e incluso, variación de color del concreto de las estructuras prefabricadas que se utilizaron».

El recorrido de inspección se llevó a cabo el 12 y 13 de mayo de 2014, hace exactamente siete años, mientras el viaducto elevado había sido cerrado a los usuarios porque se había detectado un «desgaste ondulatorio prematuro en las vías».

Esta verificación en campo se llevó a cabo desde el inicio de la parte elevada de la Línea 12, que fue inaugurada durante la administración capitalina del actual canciller Marcelo Ebrard (2006-2012), con atención particular al segmento entre las estaciones Olivos y Tlaltenco, que se derrumbó.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA