La inflación en México se desacelera un 5,8% interanual en la primera quincena de mayo

México

México

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) de México cayó 5,8 por ciento interanual en la primera mitad de mayo, informó este lunes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Luego de alcanzar su mayor nivel desde finales del 2017, la inflación presentó un menor incremento, sin embargo es «la segunda variación más alta desde 2002 para dicha quincena», comentó en sus rede sociales el presidente del Inegi, Julio Santaella.

En la primera quincena de abril, el INPC había sido de 6,12 por ciento interanual.

En comparación con el periodo inmediato anterior, el índice registró una disminución marginal de 0,01 por ciento en comparación quincenal.

«En el mismo periodo de 2020 la inflación mostró alzas de 0,30 por ciento quincenal y de 2,83 por ciento anual», compara el informe del instituto estatal.

El aumento del INPC de los productos de la canasta básica se mantiene arriba de la meta de 3,0 por ciento (+/- 1,0 por ciento) establecida por las autoridades monetarias.

INFLACIÓN SUBYACENTE

El índice de precios subyacente, que elimina los productos cuyos precios muestran volatilidad a lo largo del año y es el dato más observado por las autoridades monetarias, «presentó un incremento de 0,33 por ciento quincenal y de 4,22 por ciento anual».

Al interior del índice de precios subyacente, a tasa quincenal, los precios de las mercancías aumentaron 0,42 por ciento, y los servicios subieron 0,23 por ciento.

Por otra parte, el índice de precios no subyacente, que incluye todos los productos de la canasta básica, «retrocedió 1,00 por ciento quincenal y creció 10,83 por ciento anual».

Dentro del índice de precios no subyacente, los precios de los productos agropecuarios subieron 1,20 por ciento.

En cambio, los precios de los energéticos y tarifas autorizadas por el Gobierno bajaron 2,63 por ciento quincenal, «como resultado de los ajustes a las tarifas eléctricas dentro del esquema de temporada cálida en 11 ciudades del país», que comienza en la primavera boreal.

El pasado 13 de mayo, la Junta de Gobierno del banco central decidió por unanimidad mantener de nuevo sin cambio la tasa de interés de referencia en cuatro por ciento, el nivel más bajo del indicador de referencia en más de siete años, como lo hizo el mes pasado.

Esa decisión se tomó ante una inflación que en abril pasado se disparó a 6,1 por ciento interanual, el doble de la meta de las autoridades financieras y monetarias.

«En un entorno altamente incierto, los riesgos para la inflación, la actividad económica y los mercados financieros plantean retos importantes para la política monetaria», reconoció en esa ocasión el organismo rector del banco, responsable de mantener a raya la inflación.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA