La economía informal mexicana genera el 22% del PIB y el 56% de empleos

Peso mexicano

Peso mexicano

Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en reddit
Compartir en telegram
Compartir en email

La economía informal generó casi 22 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) mexicano y 56 por ciento de los empleos del año pasado, según los resultados preliminares de la Medición de la Economía Informal 2020, publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

«En 2020 la economía informal observó una participación de 21,9 en el PIB nacional, la más baja de toda la serie (2003-2020)», según la actualización de esa medición del periodo de 18 años.

El objetivo de ese estudio es medir el valor agregado bruto de la economía informal para conocer su comportamiento y su contribución al PIB del país.

«Por cada 100 pesos generados del PIB del país, 78 pesos lo generan 44 por ciento de los ocupados formales, mientras que 22 pesos los generan 56 por ciento de ocupados en informalidad», detalla el informe.

Estas estadísticas forman parte del Sistema de Cuentas Nacionales de México y ofrecen información sobre la economía informal y el número de puestos de trabajo en condiciones de informalidad.

La economía informal incluye «todas las variedades de trabajo que aunque ligado a unidades económicas registradas o formales, desempeñan su labor sin la debida protección legal para las relaciones laborales».

IMPACTO DE LA PANDEMIA

El informe oficial señala que esa proporción de la economía informal «se ubicó por debajo de toda la serie, debido al confinamiento por la pandemia por covid-19».

La participación de la ocupación laboral informal en 2020 respecto a 2019 bajó de 56,5 a 55,6 por ciento.

Durante 2020 el 22 por ciento de la economía informal en toda la economía mexicana mostró la siguiente composición: el 11 por ciento correspondió al sector informal (negocios no registrados de los hogares dedicados a la producción de bienes o servicios); mientras que 10,9 por ciento correspondió a Otras Modalidades de Informalidad (OMI).

La categoría de OMI se refiere a todo trabajo en unidades económicas «distintas a las de los micronegocios no registrados, que no cuenta con seguridad social ni prestaciones sociales».

Las OMI incluyen al sector agropecuario, al trabajo doméstico remunerado y al empleo informal en actividades formales, detalla la ficha técnica del balance económico de casi dos décadas.

En términos comparativos entre 2019 y 2020, la participación de la economía informal se redujo de 23,1 a 21,9 por ciento.

Esa contracción es reflejo de los cambios en la composición del sector Informal que bajó de 11,4 a 11,0 por ciento, así como las OMI que retrocedieron de 11,7 a 10,9 por ciento, «siendo este componente el más afectado durante 2020 por la pandemia de covid-19», detalla el Inegi.

El organismo estatal utiliza la definición de la Organización Internacional del Trabajo, para que la medición considere dentro de la economía informal «no solo al sector informal o unidades económicas constituidas por micronegocios que no cuentan con los registros legales básicos para operar, sino también por otras modalidades de la informalidad (OIM).»

El informe oficial señala que entre esas actividades informales están la agricultura, incluidos cultivos de subsistencia, y el servicio doméstico remunerado de los hogares, sin derechos sociales.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA