El crecimiento de la economía mexicana disminuirá hasta el 3% en 2022

Banco central de México

Banco central de México

El crecimiento de la economía de México disminuirá hasta el 3,0 por ciento en 2022 y 2,2 en 2023, debido a una desaceleración de la economía estadounidense, principal destino de las exportaciones mexicanas, según el más reciente del informe Perspectivas económicas mundiales, que publica este martes el Banco Mundial.

«El crecimiento de México, por su parte, disminuirá según las proyecciones hasta el 3,0 por ciento en 2022 y el 2,2 por ciento en 2023. Se espera que los cuellos de botella de las cadenas de suministro persistan durante la primera mitad de 2022, mientras que la demanda externa se verá limitada por la desaceleración del crecimiento de Estados Unidos y la política macroeconómica se endurecerá», indica el informe.

La economía mexicana se contrajo 8,2 por ciento en 2020, primer año de la pandemia de coronavirus, y habría crecido 5,7 por ciento en su rebote de 2021, según una tabla de la sección de América Latina y El Caribe del informe del organismo mundial.

Por otra parte, en Centroamérica, al sur de México «el crecimiento se mantendrá sólido en 2022, en un 4,7 por ciento, debido a la mejora en las perspectivas respecto de la vacunación» contra la pandemia de covid-19.

Asimismo, la «entrada firme y continua de remesas» permitirá ese crecimiento.

La estimación del BM para el año en curso espera que «en la mayoría de los países del Caribe el crecimiento se acelerará en 2022 como resultado del repunte previsto en el turismo internacional».

Finalmente indica que en esos países la propagación de las variantes de covid-19, junto con la inflación, la deuda y la desigualdad, «intensifica la incertidumbre».

En toda América Latina y el Caribe el Banco Mundial prevé que el crecimiento regional disminuirá hasta ubicarse en el 2,6 por ciento en 2022 y el 2,7 por ciento en 2023.

Esa disminución se presentará «a medida que se endurezca la política fiscal y monetaria, la demora en las mejoras en las condiciones del mercado laboral continúen y las condiciones externas se vuelvan menos favorables».

El Banco Mundial espera que el crecimiento mundial se desacelere notablemente, del 5,5 por ciento en 2021 al 4,1 por ciento en 2022 y al 3,2 por ciento en 2023.

Esa desaceleración ocurre «a medida que la demanda reprimida se disipe y vaya disminuyendo el nivel de apoyo fiscal y monetario en todo el mundo», indica el análisis económico.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA