El expresidente español Aznar se suma a la cruzada de la derecha contra «el indigenismo»

José María Aznar

El expresidente español José María Aznar

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El conservador José María Aznar, presidente del Gobierno español entre 1996 y 2004, se sumó este jueves al discurso del Partido Popular (PP) contra «el indigenismo«, afirmando que España no debe pedir perdón por la conquista de América.

«En esta época en la que se pide perdón por todo yo no voy a engrosar las filas de los que piden perdón, no lo voy a hacer», dijo Aznar durante un acto celebrado en el marco de la convención nacional del PP, junto al actual líder de la formación conservadora, Pablo Casado.

Estas palabras de Aznar siguen el camino marcado por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso –una de las caras más visibles del PP–, que recientemente viajó a Estados Unidos, desde donde lanzó un discurso en defensa de «la hispanidad» y contra el indigenismo, al que considera «el nuevo comunismo».

En esa línea, Ayuso criticó abiertamente que el Papa Francisco defendiera la necesidad de que la Iglesia católica reconozca «los errores del pasado» y los «pecados» cometidos durante la conquista de México.

Ayuso respondió defendiendo que el «el catolicismo llevó la civilización y la libertad a América», añadiendo que «el indigenismo es un ataque a España», un discurso al que este jueves se sumó el expresidente Aznar.

«El nuevo comunismo de allí se llama indigenismo, que supone volver como algunos proponen a las sociedades precolombinas […] El indigenismo solamente puede ir contra España», añadió el expresidente, que también dedicó parte de su discurso a cargar contra un dirigente latinoamericano, en su caso el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

«Doscientos años del aniversario de la independencia de México, enhorabuena. Y ahora me cambia usted todas las cosas y dice que España tiene que pedir perdón: ‘¿Y usted cómo se llama? Yo me llamo Andrés Manuel López Obrador. Andrés por los aztecas; Manuel por parte de los mayas; López es una mezcla», ironizó el exmandatario español.

Por su parte, Pablo Casado, se sumó a la discusión afirmando que los españoles se deben «enorgullecer» de su historia «a pesar de esa leyenda negra de la cultura de la cancelación».

En ese sentido, el actual líder Partido Popular sentenció que España es «la nación más importante de la historia en cuanto a la contribución a todos los demás países», solo por detrás de Grecia y Roma.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA