«Los empresarios españoles deberían invertir en el sector latinoamericano de materias primas»

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Para Eduardo Becher, socio fundador de BDO, una de las principales firmas internacionales de auditoría y servicios profesionales, en este momento invertir en el sector de las materias primas en Latinoamérica es una oportunidad que las empresas españolas no deberían perderse. Becher, que ahora se responsabiliza del desarrollo de la red de la empresa en el subcontinente, ha realizado estas declaraciones en una entrevista concedida a Americaeconomica.com, en la que también estuvieron presentes otros dos altos ejecutivos de la empresa: Eduardo Posseti, socio de BDO en Brasil, y Mario Zugarramurdi, socio de BDO en Uruguay. Para Eduardo Becher, socio fundador de BDO, una de las principales firmas internacionales de auditoría y servicios profesionales, en este momento, invertir en el sector de las materias primas de Latinoamérica es una oportunidad que las empresas españolas no deberían perderse. Becher, que ahora se responsabiliza del desarrollo de la red de la empresa en el subcontinente, ha realizado estas declaraciones en una entrevista concedida a Americaeconomica.com, en la que también estuvieron presentes otros dos altos ejecutivos de la empresa: Eduardo Posseti, socio de BDO en Brasil, y Mario Zugarramurdi, socio de BDO en Uruguay.

Americaeconomica.com: ¿Qué situación presenta actualmente Latinoamérica?

BDO: Debemos recordar que Latinoamérica reúne un territorio muy grande, que abarca desde México a Argentina, lo que supone una heterogeneidad de cuestiones y diferentes factores.El continente latino esta pasando por un momento verdaderamente bueno, el cual comenzó hace cuatro años. Resurgió de los cambios de comportamiento de los países asiáticos, lo que inició un ciclo para Latinoamérica cada vez más positivo por sus condiciones tradicionales de exportador. Los precios favorables para la región, ha permitido que el intercambio de los bienes primarios por bienes industriales haya dado la oportunidad de cambiar la tradicional situación deficitaria, con estructuras más niveladas y dando oportunidades de inversión que fueron acompañadas por los recursos internos.

En medio de este crecimiento aparece la crisis en 2008, que altera parcialmente esta evolución pero que no reduce el ritmo de crecimiento, pero comparado con Europa la situación es positiva para el continente latino. No ha habido desinversión, y en el caso de la inversión español, no ha aumentado, únicamente se ha estabilizado.

AE: ¿Qué motivo ha generado el crecimiento y estabilización en Latinoamérica?

BDO: Ha habido diferentes cambios institucionales, de carácter sólido. Países de riesgo han pasado a ser estables y fiables para el inversor. Pero el principal cambio, que ha dado provocado este proceso, ha sido el comportamiento del propio inversor nacional. En el pasado, el inversor nacional remitía sus fondos al extranjero, pero en la actualidad, deposita dichos fondos en su propio país, siendo éste un gran motor para los países.

AE: ¿En qué situación se encuentra el continente latino en el marco internacional?

BDO: Latinoamérica era un área en el mundo que no era percibido como por los inversores. Pero ahora es un territorio que genera expectativas de desarrollo importantes. Es verdad que cada uno de los países presenta características diferentes, pero en su mayoría, presentan una estabilidad política y económica, pero al mismo tiempo hay otros países con inestabilidades en estos aspectos. Nos referimos a Bolivia, Ecuador, Venezuela y, parcialmente, Argentina.

AE: ¿Cuál es el papel de Brasil en el crecimiento de la región?

BDO: Brasil se ha convertido en el elemento dinámico de la región. El país gobernado por Lula ha motorizado el cambio dentro de la región ya que genera una corriente de inversiones que traspasa los límites de Brasil y llega al resto de Latinoamérica.

Brasil representa un gran tanto por ciento del PIB de la región, siendo alrededor de un 40% de este ratio.

Lula ha demostrado que su izquierda ha sido muy abierta a las tradiciones financieras internacionales. Además ha sido muy popular entre la población. Ha conseguido que la Banca Central sea independiente, lo que fortalecido la economía brasileña y sus finanzas.

Además, ha conseguido que el país sea una potencia internacional en materia energética, con un gran aumento de las inversiones en este sector, como el gas y el petróleo. Una gran inversión en infraestructuras, como puertos y aeropuertos ha hecho posible este logro. Tanto es así, que, por ejemplo, la energía eólica llegará a ser un sector muy competitivo en 4 o 5 años. Como ejemplo de este avance en energía, destacar la internacionalización de algunas de sus empresas más destacadas, como son Petrobrás o Vale, referentes en este sector.

El problema al que se enfrenta actualmente el Gobierno brasileño, y por tanto, el próximo gabinete ejecutivo, es el problema que presenta la moneda y la necesidad del equilibrio comercial. Brasil podría entrar en crisis si deja de ser competitivo en sus relaciones comerciales.

AE: ¿Qué recomendarían a un empresario español?

BDO: En el crecimiento de España hay una necesidad, y es la exportación. Las empresas españolas tienen en las exportaciones hacia el continente latino un camino de desarrollo. Y las expectativas que ofrece la región son muy buenas. Hay una gran entrada de inversiones, ya que el mundo requiere de sitios donde depositar sus fondos.

En este momento, recomendaríamos invertir en materias primas y en granos, como en todas sus etapas de transformación. Latinoamérica es una región atractiva para invertir. Por lo que hay que tener en cuenta tanto los productos de exportación, en las ramas que exista ventaja comparativa, como en aquellos productos que se consuman en el mercado interno; mercado, por cierto, cada vez más importante.

El empresario español debe saber de las posibilidades de la región latina, de los atractivos que ofrece el continente. Y éste prefiere que sean los españoles, y los europeos, quienes inviertan en Latinoamérica, tanto por las similitudes culturales como por el hecho de compartir la misma lengua. En contraposición a esta situación, los asiáticos tienen un trato más complicado. El idioma es un handicap, pero el mayor problema es que establecen sus propias reglas, con sus formas propias de actuar y empleando a personal de su misma nacionalidad, lo que no beneficia a la nación que reciba dicha inversión.

AE: ¿Qué papel tiene el BDO frente a las empresas?

BDO: BDO sirve de acompañante a la empresa extranjera. Ofrecemos un análisis de inversión y localización en los países, para evitar riesgos desde el punto de vista fiscal, administrativo. Nuestra firma tiene presencia en 106 países en todo el mundo, y en el caso de Latinoamérica, nos encontramos en casi todos ellos, logrando una cifra de 16 firmas en toda la región. Aún así, existe una gran homogeneidad en el funcionamiento de la compañía, independientemente del país en el que actúe. Contamos con los mismos elementos, una metodología común, mismas normas, con condiciones equivalentes a firmas internacionales de prestigio.

Dos aspectos diferencian a BDO del resto; el sólido respaldo de recursos humanos que posee la compañía, y por la proximidad que tenemos con el cliente.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA