Currently set to Index
Currently set to Follow

Biden prohíbe la entrada en EEUU del presidente nicaragüense Ortega y su esposa y vicepresidenta Murillo

Daniel Ortega

Daniel Ortega

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha prohibido este martes la entrada en el país de varios funcionarios nicaragüenses, entre ellos su homólogo, Daniel Ortega, y su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, por sus «represivas» acciones contra otros actores políticos y de la sociedad civil durante la previa de las elecciones del 7 de noviembre, sin amplio reconocimiento internacional.

La decisión, ha asegurado Biden, viene motivada por «la importancia» para Estados Unidos «de impulsar procesos democráticos en Nicaragua» y «ayudar al pueblo nicaragüense a lograr sus aspiraciones democráticas».

«Dada la supresión de los Derechos Humanos y la democracia en Nicaragua, he determinado que es de interés para Estados Unidos restringir y suspender el ingreso (…) del presidente, Daniel Ortega, y su esposa y vicepresidenta Rosario Murillo», señala Biden en un comunicado de la Casa Blanca.

«Las acciones autoritarias y antidemocráticas del Gobierno de Ortega han paralizado el proceso electoral y despojado del derecho de los ciudadanos nicaragüenses a elegir a sus líderes en elecciones libres y justas», ha explicado el presidente de Estados Unidos.

Biden ha enumerado la supuestas violaciones y tropelías que el Gobierno de Ortega habría cometido contra líderes de la oposición y de la sociedad civil, así como representantes de organizaciones estudiantiles, a quienes, entre otras cosas, apunta, no se les ha garantizado su derecho a un juicio justo.

«El Gobierno de Ortega controla múltiples servicios de seguridad, incluidos parapoliciales no uniformados, armados y enmascarados, que abusan de las personas para promover su agenda autoritaria», ha expuesto Biden.

Además de Ortega y Murillo, la prohibición de entrar en Estados Unidos también recae en varios funcionarios del Gobierno, entre ellos alcaldes, vicealcaldes o secretarios políticos; agentes de seguridad, militares, altos miembros de la judicatura, personal administrativo y ministerial, e incluso personal docente, así como los familiares de todas estas personas.

«Los funcionarios municipales, actuando bajo órdenes directas del Gobierno de Ortega, han dirigido la violencia contra manifestantes a favor de la democracia (…). El clima de miedo establecido y perpetuado por estos funcionarios municipales ha disminuido la posibilidad de elecciones libres y justas», apunta.

«El poder judicial le ha fallado al pueblo nicaragüense (…). Al llenar el poder judicial con jueces y fiscales controlados por el Gobierno, se ha abusado del sistema de justicia para silenciar a los críticos», continúa Biden.

A su vez, el inquilino de la Casa Blanca también ha pedido al Congreso ampliar la emergencia nacional con respecto a Nicaragua ante «la inusual y amenaza» que supone para los intereses y la política exterior de Estados Unidos, una orden ejecutiva vigente desde el pasado 27 de noviembre de 2018 en respuesta la «represión y la violencia indiscriminada» del Gobierno de Ortega sobre las protestas de abril de ese año.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA