El PIB de Chile experimenta un crecimiento interanual del 7,2% durante el primer trimestre

Banco Central de Chile

Banco Central de Chile

El Producto Interior Bruto (PIB) de Chile experimentó un crecimiento interanual del 7,2% durante el primer trimestre de 2022, según ha desvelado este miércoles el banco central del país andino en su informe de cuentas nacionales.

Pese al fuerte impulso con respecto al periodo enero-marzo de 2021, cuando la economía del país registró un rendimiento plano en términos interanuales (0%), el PIB chileno experimentó entre enero y marzo de 2022 una contracción del 0,8% en comparación con el trimestre inmediatamente anterior.

El informe publicado por la autoridad monetaria indica que el rendimiento económico observado en términos interanuales se explica en buena medida por la mayor demanda interna (13%), impulsada por el consumo de hogares. Desde la perspectiva del gasto, el impulso de la demanda interna fue acompañado por una caída de las exportaciones netas.

El gasto interno creció liderado por el consumo y, en menor medida, por la inversión. El consumo registró un mayor gasto de los hogares (13,9%), particularmente en servicios y bienes no duraderos. En tanto, la mayor inversión se sostuvo en la formación bruta de capital fijo, la cual registró una expansión del 8,8%, incidida tanto por la inversión en maquinaria y equipo como por el componente de construcción y otras obras.

En lo que respecta al comercio exterior de bienes y servicios, las exportaciones se redujeron un 1,4% y las importaciones aumentaron un 17,5%. En el primer caso, el resultado se explicó principalmente por menores envíos de cobre y frutícolas. En tanto, en las importaciones destacaron las de maquinaria y equipo, combustibles y ropa.

De su lado, gran parte de las actividades económicas del país registraron cifras positivas entre un año y otro. Las mayores incidencias al alza se experimentaron en las actividades de servicio –en particular, personales, transporte y empresariales– y el comercio. En contraste, la minería, la actividad agropecuario-silvícola y la pesca registraron variaciones negativas.

La desaceleración del PIB con respecto al trimestre precedente se vio motivada principalmente por la actividad minera y el comercio.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA