Lula relaciona a «los milicianos» y a «la gente» de Bolsonaro con el asesinato de la concejal Marielle Franco

Lula da Silva

Lula da Silva

El expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, ha vinculado el asesinato sin resolver de la concejal de Río de Janeiro, Marielle Franco, a la «gente» y los «milicianos» del «gobernante», en clara alusión al presidente, Jair Bolsonaro.

«Cuando la gente no se puede acercar al gobernante, cuando el gobernante tiene un lado oscuro, la gente no sabe la cualidad de todos sus milicianos. Lo que la población sabe es que su gente no tiene pudor de haber matado a Marielle», ha afirmado Lula.

Las palabras de Lula han tenido lugar este miércoles durante un acto de precampaña en Porto Alegre, en el estado de Río Grande del Sur, a la espera todavía de que Lula haga oficial su candidatura a las elecciones de octubre de 2022.

Las palabras de Lula no han pasado desapercibidas para los seguidores y aliados políticos del presidente Bolsonaro, entre ellos la diputada federal Beatriz ‘Bia’ Kicis, quien ha tildado de «fake news» las declaraciones del expresidente, al que ha recordado su paso por la cárcel.

«El expresidiario afirma: ‘gente del presidente’ mató a Marielle. ¿Ese tipo de ‘fake news’ que pueden afectar a las elecciones serán prohibidas? ¿Será arrestado el precandidato Lula o será enjuiciado en el futuro, en la hipótesis muy remota de ser elegido?», se ha preguntado en Twitter la diputada del Partido Liberal.

En ese sentido han ido algunas de las críticas hacia las declaraciones de Lula, para quien han pedido la intervención del Tribunal Supremo y en concreto la del juez Alexandre de Moraes, encargado de una investigación de noticias falsas que afecta a Bolsonaro, a quien le han reprochado una supuesta doble vara de medir.

En marzo de 2018 Marielle Franco fue acribillada a tiros cuando circulaba en coche por el centro de Río de Janeiro tras participar en un acto con mujeres. Afrodescendiente, bisexual y activista destacada por la defensa de los derechos de las minorías, su asesinato conmocionó a una parte de la sociedad brasileña.

Por el momento solo hay dos personas detenidas, el sargento retirado Ronnie Lessa, como autor de los disparos, y el expolicía militar Elcio Queiroz, quien según algunos testigos fue visto la misma noche del crimen en una urbanización buscando la casa de Bolsonaro, quien fue llamado a declarar durante la investigación.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA