Lula promete en la COP27 acabar con la devastación de la Amazonía

Luiz Inácio Lula da Silva

Luiz Inácio Lula da Silva

El presidente electo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, prometió este miércoles en la 27 Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP27), que se celebra en Egipto, acabar con la devastación en la Amazonía y volver a poner a este país sudamericano en el centro del debate sobre el clima.

«La frase que más he escuchado de líderes de diferentes países es ‘el mundo echa de menos a Brasil’; quiero deciros que Brasil ha vuelto», dijo, y subrayó en todo momento que el futuro Gobierno luchará de forma incansable para acabar con la deforestación ilegal tanto en la Amazonía como en el resto de los biomas.

Lula recordó que en los tres primeros años de Gobierno de Jair Bolsonaro la deforestación en la Amazonía aumentó un 73 por ciento, y añadió: «Esa devastación quedará en el pasado, los delitos ambientales, que crecieron de forma alarmante, ahora será combatidos sin tregua».

El presidente electo prometió castigar «con todo rigor» las actividades ilegales en la selva, y reiteró la antigua promesa asumida por Brasil años atrás de acabar con la deforestación ilegal en el año 2030.

También reafirmó la promesa de crear un Ministerio de los Pueblos Originarios para que sean los propios indígenas, los que más sufren las agresiones que suponen la deforestación y otros delitos ambientales, quienes propongan al Gobierno políticas públicas para proteger sus territorios.

Lula también oficializó su compromiso, anunciado poco antes, de trabajar para que Brasil acoja en 2025 la cumbre de la ONU sobre el clima, a ser posible en un «Estado amazónico», para que el mundo pueda conocer de cerca la realidad de la Amazonía, dijo.

Además, habló de reforzar la alianza entre Brasil, Congo e Indonesia, ya que los tres países juntos reúnen el 53 por ciento de las selvas tropicales del planeta, para trabajar juntos en la búsqueda de mecanismos de financiación sostenible para proteger la naturaleza.

También anunció su voluntad de organizar una cumbre entre Brasil, Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú, Surinam y Venezuela, para que los países amazónicos puedan «por primera vez debatir de forma soberana» el desarrollo de la región, con integración social «y mucha responsabilidad climática».

Lula subrayó en todo momento que la lucha contra el cambio climático debe ir de la mano con la lucha contra la desigualdad y la pobreza, y en este sentido aseguró que propondrá la creación de una «alianza mundial por la seguridad alimentaria», para acabar con el hambre siendo responsables con el futuro del planeta.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA