Bolsonaro amenaza con un decreto que tumbe el confinamiento y advierte al Supremo de que no podrá impedirlo

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha amenazado nuevamente este miércoles con sacar adelante un decreto ley con el que poner fin a las medidas de confinamiento decretadas por gobernadores y alcaldes para combatir la pandemia y ha advertido al Tribunal Supremo de que «no podrá ser impugnado».

«En las calles se empieza a pedir que el Gobierno emita un decreto. Y si doy un decreto, se hará cumplir. No será impugnada por ningún tribunal, porque se hará cumplir», ha remarcado el presidente brasileño durante un evento celebrado este miércoles en el Palacio de Planalto, según cuenta el diario ‘O Globo’.

El presidente brasileño ha señalado que dicho proyecto de ley incluiría los puntos del Artículo V de la Constitución, que recoge el derecho a la libertad de movimientos, de culto y al trabajo. «¿Quién puede impugnar eso?», se ha preguntado.

«Queremos libertad de culto, queremos libertad para poder trabajar, queremos nuestro derecho a ir y venir. Nadie puede discutir eso, ha asegurado Bolsonaro, quien pide «a Dios», ha dicho, no tener que llevar ese decreto hasta el Congreso.

En caso de hacerlo, ha enfatizado, «se cumplirá con toda la fuerza que tienen todos mis ministros» y «no será impugnado. No se atreva a competir, sea quien sea. Sé que el Legislativo no se opondrá», ha expresado en clara alusión al Supremo, al que luego le ha afeado que otorgará «habilidades raras» a las autoridades locales y estatales para legislar por su cuenta contra la pandemia.

«Brasil no puede ser un país condenado al fracaso porque alguien delegó competencias raras a gobernadores y alcaldes», ha considerado una vez más en contra de las medidas de cierre que algunos territorios decidieron adoptar frente a las iniciativas de Bolsonaro de continuar con la actividad económica pese a los estragos que la pandemia continúa haciendo en Brasil, con más de 14,8 millones de casos y 411.500 fallecidos.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA