La economía de Bolivia crece un 9,4% en el primer semestre

Bandera de Bolivia

Bandera de Bolivia

Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en reddit
Compartir en telegram
Compartir en email

El Producto Interno Bruto (PIB) de Bolivia creció 9,4 por ciento en el primer semestre de 2021, en comparación interanual, en clara recuperación tras la crisis causada por la pandemia de covid-19 y el pasado Gobierno transitorio, informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE).

«El PIB en Bolivia al primer semestre de 2021 registró una variación acumulada de 9,36 por ciento respecto a similar período de la pasada gestión, cifra que evidencia el proceso de clara recuperación de la actividad económica», dijo el organismo estatal en su primer reporte del producto interno en lo que va del año.

El INE destacó este desempeño de la economía boliviana «luego de los efectos sanitarios, sociales y financieros que trajo la pandemia del covid-19 y las medidas negativas de política económica implementadas por la administración gubernamental en la gestión 2020».

Al tiempo que agregó, sin dar detalles, que el crecimiento del PIB en el primer semestre ubica a Bolivia en el tercer puesto entre los países sudamericanos.

POLÍTICA ECONÓMICA

El reporte del PIB confirma la tendencia anticipada por el Índice Global de Actividad Económica, un indicador de corto plazo que había dado argumentos al Gobierno de Luis Arce para proclamar el éxito de su plan de reactivación tras los números rojos del año pasado.

En 2020, según un reciente informe del Fondo Monetario Internacional (FMI), el PIB de Bolivia se contrajo en 8,8 por ciento, aunque el Gobierno boliviano advirtió la semana pasada que la caída pudo haber sido mucho mayor y puso en duda las cifras reportadas por la administración transitoria de Jeanine Áñez.

El INE indicó que el crecimiento de este año muestra «el éxito de las políticas económicas y sociales implementadas en el país», en alusión a medidas de fortalecimiento de la demanda interna y fuerte aumento de las inversiones públicas, entre otras.

Además, detalló que el sector de mayor crecimiento en el primer semestre fue el de la minería, 53,02 por ciento sobre el año anterior, principalmente por el aumento de volúmenes y precios de concentrados de plata, estaño y zinc.

«La reactivación de la demanda interna permitió registrar mayor variación positiva en el Transporte y Almacenamiento con 35,43 por ciento, (mientras) el fuerte impulso brindado por la inversión pública, así como el dinamismo de la actividad privada, permitieron que la actividad de la construcción registre un crecimiento de 35,29 por ciento», añade el reporte.

El Gobierno ha previsto para 2021 un crecimiento del PIB de 4,4 por ciento, mientras el FMI prevé 5,0 por ciento y el Banco Mundial 5,5 por ciento, igual que la Comisión Económica ara América Latina y el Caribe de Naciones Unidas.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA