Aunque usted no lo crea

El presidente electo del Uruguay, José Mújica, disertó ante más de 1.500 empresarios, los que degustando un filete de lomo con salsa de vino tinto lo escucharon atentamente y ¡oh sorpresa!, ahí mismo se encontraba el ex jefe de la guerrilla uruguaya Tupamaros -el que se enfrentó a balazos con la policía, el que fue gravemente herido por defender su ideales de juventud, el que se fugó dos veces de la cárcel, ó el que se huyó de sus perseguidores por las cloacas de Montevideo, ese mismo que hace cuarenta años combatiera a la cultura capitalista, sí, aunque usted no lo crea, a pocos días de asumir la primera magistratura, disertaba desde la tribuna de uno de los hoteles mas lujosos de la playa esteña ante los más renombrados empresarios de la región, quienes con inusitada pasión sonrojaron sus manos de tanto aplaudir el ferviente discurso que tan sólo prometía seguridad jurídica, apostar a un clima de armonía entre el Gobierno y los empresarios a efectos de que inviertan confiados en el país no sólo para que «las empresas prosperen, sino para crear una situación de bienestar en el pueblo uruguayo, beneficiario directo de los impuestos que recaudará el Gobierno, dando una clara señal, en momentos en que el futuro presidente expresó firme y claramente “Aquí no le van a doblar el lomo con los impuestos”.

Leer más