Primer asalto

En plena crisis, el banquero español Emilio Botín parece a punto de convertir al Santander en la mayor entidad financiera del mundo. En su expansión no ‘respeta’ ni siquiera el mercado estadounidense en el que según se dice tien planes de crecer. Además, apoya el proyecto de los grandes bancos centrales del mundo de endurecer los requisitos de solvencia, una idea que no gusta nada en EEUU. Quizá Botín puede hacerlo por la amplia capacidad de financiación que le concede a su compañía la pujanza de sus filiales latinoamericanas.

Leer más