americaeconomica.com

Ministros y ministras de Educación de Iberoamérica acuerdan nuevas medidas ante el impacto del COVID-19

Educación
Ampliar
Educación

Como consecuencia de la pandemia del coronavirus, más de 20 millones de niños y niñas han quedado excluidos del sistema educativo.

miércoles 07 de octubre de 2020, 00:14h
Las ministras y los ministros de Educación de Iberoamérica se reunieron hoy de forma virtual y acordaron dar un impulso decisivo a la innovación, la formación digital, el aprendizaje a lo largo de la vida y la capacitación del profesorado con el fin de garantizar la continuidad de la enseñanza y mejorar su calidad, y así minimizar el impacto que la crisis del COVID-19 ha tenido en unos 40 millones de alumnos en la región.

Como consecuencia de la pandemia del coronavirus, más de 20 millones de niños y niñas han quedado excluidos del sistema educativo en Iberoamérica y más de 20 millones de estudiantes universitarios han tenido que suspender su formación presencial, algunos de ellos quizás para siempre. En América Latina, casi el 70% de este último grupo era la primera generación en su familia en llegar a la universidad.

La mayoría de los alumnos afectados por la pandemia dispone de escasos recursos, vive en zonas rurales sin acceso a internet o pertenece a familias que, debido a la situación económica, no pueden seguir cubriendo sus gastos educativos.

La pandemia también ha puesto al descubierto la brecha digital en la educación: mientras en la región más del 90% de las familias de mayores recursos cuentan con acceso a internet, solo el 30% de las más pobres lo tienen.

Las autoridades educativas de Andorra, Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal, República Dominicana y Uruguay, reunidas en la XXVII Conferencia Iberoamericana de Ministras y Ministros de Educación, examinaron el impacto de la pandemia del COVID-19 en sus sistemas educativos, compartieron experiencias y buenas prácticas para combatir sus efectos, y aprobaron una Declaración.

Entre las acciones acordadas se destacan:

- Impulsar nuevos modelos de aprendizaje, más flexibles y personalizados, que incluyan el emprendimiento y la innovación de manera integrada y transversal en los currículos, como herramientas centrales para que las personas jóvenes puedan desenvolverse en un contexto incierto y cambiante.

- Favorecer la formación a lo largo de la vida, con el fin de facilitar que toda persona pueda adquirir, actualizar, completar y ampliar sus capacidades para su desarrollo personal y profesional.

- Formular un plan de acción para la escuela digital para hacer frente a la brecha digital en la región y avanzar en la incorporación de recursos digitales en los procesos de enseñanza y aprendizaje, garantizando la calidad y la mayor equidad en la atención a los grupos en situación de vulnerabilidad

- Promover la capacitación y formación continua de las y los docentes, dotando al profesorado de los medios y competencias digitales para adaptarse a entornos virtuales e híbridos mediante la aplicación de metodologías de enseñanza no presencial.

La conferencia fue convocada por Andorra –que ostenta la Secretaría Pro Tempore de la Conferencia Iberoamericana– y organizada por la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) junto con la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB). Este encuentro forma parte del calendario de reuniones preparatorias para la XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno que se celebrará en el principado durante el primer semestre de 2021.

En la inauguración de la conferencia, la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, afirmó: "Esta crisis acelerará las tendencias del Futuro del Trabajo. Muchas empresas cerrarán para no abrir más y muchos mercados cambiarán de forma permanente. Esto implica que muchos empleos se volverán obsoletos y por tanto muchos trabajadores tendrán que recibir capacitaciones laborales, en el marco de un sistema de Aprendizaje Continuado a lo Largo de la Vida".

La SEGIB forma parte de la Coalición Mundial para la Educación COVID-19, promovida por UNESCO.

Por su parte, la ministra de Educación y Enseñanza Superior de Andorra, Ester Vilarrubla Escales, destacó la importancia de que la declaración final recoja el reconocimiento y agradecimiento al trabajo realizado por los docentes y el personal educativo para hacer frente a la pandemia y manifestó que esta situación "ha reforzado la importancia del carácter presencial en la educación, aunque ha evidenciado la necesidad de estar preparados para hacer frente a la educación telemática no sólo por la pandemia, sino también para afrontar otros sucesos que puedan tener lugar".

"Creemos firmemente que ha llegado el aquí y el ahora de repensar los sistemas educativos en Iberoamérica, para combatir sus debilidades e inequidades con la transformación, la innovación y el desarrollo sostenible, tan necesarios siempre, pero hoy más que nunca. Tendemos nuestra mano para construir juntos ese proyecto de futuro", dijo el secretario general de OEI, Mariano Jabonero.

La declaración conjunta de la XXVII Conferencia Iberoamericana de Ministras y Ministros de Educación será elevada a los Jefes de Estado y de Gobierno durante la XXVII Cumbre Iberoamericana, cuyo lema será "Innovación para el desarrollo sostenible – Objetivo 2030. Iberoamérica frente al reto del coronavirus".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios