americaeconomica.com

La secretaria Iberoamericana cree que la pandemia supondrá "un antes y un después" en el ámbito laboral

La secretaria general Iberoamericana, Rebeca Grynspan
Ampliar
La secretaria general Iberoamericana, Rebeca Grynspan (Foto: Ricardo Rubio - Europa Press)

En concreto, Grynspan cree que la pandemia supone realmente el inicio del siglo XXI.

martes 09 de junio de 2020, 20:37h

La secretaria Iberoamericana, Rebeca Grynspan, cree que la pandemia ha supuesto una aceleración de las tendencias laborales y tecnológicas y supondrá "un antes y un después" en el ámbito laboral por las nuevas rutinas que varias empresas han implantado a raíz de las medidas de confinamiento y distanciamiento social, como es el caso del teletrabajo.

Así lo ha manifestado en un debate organizado por la Casa América en el que también han participado la secretaria de Estado de Asuntos Exteriores y para Iberoamérica y el Caribe de España, Cristina Gallach; y el director regional para América Latina y el Caribe en el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Luis Felipe López-Calva.

En concreto, Grynspan cree que la pandemia supone realmente el inicio del siglo XXI. "Yo creo que los siglos no comienzan cronológicamente, yo creo que estamos viendo el inicio del siglo XXI, esta pandemia vino a representar una 'parteaguas' con respecto a una rutina de cambios para llevarnos ya a un cambio de época con dos choques, el choque por la pandemia misma, que es una triple crisis, sanitaria, económica y social y, por otro lado, la consolidación en el mercado laboral de las tendencias que estábamos viendo", ha manifestado.

En esta línea, la secretaria Iberoamericana ha indicado que las autoridades de los diferentes países tendrán que gestionar al mismo tiempo la recuperación económica y la adaptación al cambio tecnológico en las compañías.

Grynspan ha añadido que estos cambios tecnológicos traerán también el ahorro en mano de obra por parte de empresas y, al mismo tiempo, ha advertido de que sobrevivirán aquellas empresas que se adapten a esta "nueva realidad". "Tenemos rápidamente que adaptar nuestros sistemas y con una mirada que logre cerrar las brechas de desigualdad, no abrirlas, porque la tecnología tiene las dos posibilidades", ha avisado.

Así, la secretaria considera que existe la posibilidad de que los descontentos sociales y ciudadanos que había antes de la pandemia en varios países iberoamericanos regresen si se vuelve a un estilo en el que no haya espacio de diálogo y participación. Al mismo tiempo, Grynspan apunta que durante la pandemia se ha visto una revalorización del sector público en varios países, como ha sido el caso de los sectores de salud. "Lo público no solo es lo estatal, lo público es aquello que construimos juntos", ha apostillado.

Por su parte, Cristina Gallach ha asegurado que la postura de España durante la pandemia ha sido de compromiso multilateral, reforzando el apoyo a varias instituciones multilaterales. Además, la secretaria ha resaltado que España ha compartido información y experiencia sobre la pandemia con otros países del espacio iberoamericano, ya que la Covid-19 afectó de manera más temprana al país.

ESPAÑA HA COMPARTIDO EXPERIENCIAS

"España comenzó antes que otro país a trabajar con la pandemia, eso permite compartir las experiencias con otros países, todo tipo de diálogos", ha añadido. En esta línea, Gallach ha asegurado que España ha compartido experiencias e información desde temas sanitarios, apoyo a los sectores más vulnerables o sistemas de rentas mínimas. Por último, la secretaria ha reconocido "el papel fundamental" de las empresas en la recuperación económica tras las crisis.

Luis Felipe López-Calva ha resaltado que esta crisis ha interactuado con problemas estructurales que estaban demostrando las debilidades en distintas áreas de la región iberoamericana, exponiendo que se trata de "una región de renta media, pero no de clase media", por la desigualdad latente en la región, la cual se profundiza con una crisis de tal calibre.

Lópz-Calva ha indicado que la pandemia supone tres crisis, que es la de la vulnerabilidad de los sistemas de salud y de educación, la fiscalidad y la protección social y la credibilidad y la confianza de las instituciones y las políticas.

Por último, el director regional ha hecho referencia a la brecha de coordinación entre los países para afrontar problemas "sin fronteras", como son el cambio climático o la inmigración. "Todo requiere de alineamientos entre países, todos los días hay que trabajar con esta visión de emergencia para construir una nueva normalidad", ha agregado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios