americaeconomica.com
Edición testing    

PAÍS > VENEZUELA

El régimen venezolano, de innegable talante totalitario y declarado afán de eternidad, parece prepararse para un nuevo evento de su amañado y acomodaticio cronograma electoral. Lo hace confiado en sus cabriolas financieras, la fidelidad de los sectores pobres y el control férreo de las instituciones estatales. En su prospectiva, todo ello es el preludio de un nuevo paso de siete o más años de mandato del capo de Miraflores.
El bolívar ha conseguido hoy máximos de un año frente al dólar en el mercado paralelo de divisas de Venezuela, después de que Pdvsa haya anunciado que realizará una nueva emisión de deuda por valor de 3.000 millones de dólares en el mercado local. De confirmarse esta nueva venta, el Estado emitiría en sólo una semana papeles por valor de 8.000 millones de dólares, creando un exceso de oferta que ha superado la demanda de los inversores.
La petrolera estatal venezolana, PDVSA, se ha retirado de un proyecto de 7.000 millones de dólares para construir una refinería en Vietnam, según comentó el presidente ejecutivo de Petrovietnam, Phung Dinh Thuc. La petrolera latinoamericana se retiró del proyecto de Long Son, que se convertirá en la tercera refinería del país asiático.
La industria manufacturera venezolana ostenta ya cuatro trimestres de disminución de su producción. Está técnicamente en fase contractiva desde el tercer trimestre del año pasado. La economía en su conjunto acumula en el primer semestre del año un crecimiento negativo superior a menos uno por ciento. Siendo laxos, está también en fase contractiva. El tercer trimestre de ambas será aún peor que el segundo. O sea, de crecimiento negativo y más intenso.
Hace dos semanas en la Casa del Libro en Madrid, Antonio Brufau le dijo a Hugo Chávez que el pozo de gas descubierto en Venezuela podría dar incluso para un proyecto de gas natural licuado (GNL). Para Hugo Chávez la noticia fue un sinónimo de multimillonarias inversiones y desde entonces presiona a Repsol para que construya una planta de licuefacción.
La nueva emisión de bonos en dólares en el mercado internacional anunciada esta semana por el Gobierno de Hugo Chávez ha provocado un fuerte rebote del bolívar frente al dólar en el mercado paralelo de divisas del país. Maikel Bello, analista de la firma Ecoanalítica ha asegurado a Americaeconomica.com que la demanda de estos papeles va a ser muy fuerte porque los venezolanos no pueden adquirir activos en moneda extranjera de una forma tan fácil. Además, asegura que estos bonos son muy atractivos para el mercado internacional por sus rendimientos.
El presidente de Venezuela, Hugo Chávez está dispuesto a eliminar a todos los intermediarios del comercio agrícola del país. El ministro de Agricultura y Tierras venezolano, Elías Jaura, ha asegurado que la única solución para acabar con el contrabando de alimentos en Venezuela es eliminar a los mediadores de la cadena de producción.
La petrolera venezolana Pdvsa aspira a hacerse con el negocio de la distribución de derivados de crudo en el Mercosur. Para conseguirlo creará una empresa mixta con la compañía argentina Fluviomar que se encargará de distribuir los productos a través del Río Paraná.
Insulza va camino al mismo panteón de la ignominia que Pinochet. Ser dictador o propulsor de neodictaduras son, ambos, pecados nada veniales. El personaje no contribuye, entonces, a una solución al caso hondureño ni a ningún otro en el cual esté en juego la democracia. Aunque tiene derecho a reivindicarse. Pero, por ahora, a la OEA le sale purgatorio. Chávez y Fidel, junto a su sindicato de zurdos, son los responsables de lo que pasa. Y deben ser tratados como extraños indeseables a todo efecto. Así que a la ALBA, le sale infierno. Estados Unidos genera recelos, por esa especie de complejo de inferioridad atávico latinoamericano. A Brasil habrá que pedirle que controle su ímpetu de imperio regional. O sea…
El presidente venezolano Hugo Chávez ha acelerado su estrategia para conseguir que las petroleras extranjeras no cierren las puertas a sus proyectos petroleros en la Faja del Orinoco. Todo vale para sacar al país del peor registro de producción de los últimos 25 años. Incluso ceder un poco frente a las empresas. Fuentes de Pdvsa han confirmado a Americaeconomica.com que el mandatario ofrecerá la próxima semana una rebaja del 16% en los impuestos actuales a las compañías que aún no tienen claro la rentabilidad de estos yacimientos. Eso sí, sólo a aquellas que construyan refinerías.
0,3125