americaeconomica.com
Edición testing    

PAÍS > ECUADOR

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha insistido en que su país no va a firmar un Tratado de Libre Comercio (TLC) ni con la Unión Europea (UE) ni con EEUU, porque eso significaría acabar con la producción nacional."No vamos a firmar Tratados de Libre Comercio porque eso destruiría nuestra agricultura, destruiría nuestra ganadería, permitiría entrar productos importados libremente como leche en polvo que quebraría la industria lechera ecuatoriana", aseguró el mandatario.
La compañía estadounidense Chevron ha solicitado a un tribunal provincial de Ecuador que invalide el informe del perito que ha valorado la demanda ambiental por conducta inapropiada. La empresa ha asegurado que el geólogo Richard Cabrera, mantiene contactos clandestinos con representantes de los demandantes. Varias comunidades de la Amazonía interpusieron una denuncia a la petrolera en la que exigen 20.000 millones de euros de indemnización.
Según las cuentas del Gobierno de Rafael Correa cada afectado ecuatoriano por el cierre de Air Comet debería recibir 1.200 euros en concepto de compensación. Fuentes de la embajada de Ecuador en España han confirmado a Americaeconomica.com que la Secretaría Nacional del Migrante (Senami) ha presentado en los Juzgados de Madrid una lista de 2.000 ecuatorianos afectados por el cierre de Air Comet que reclaman 2,5 millones de euros por las pérdidas sufridas.
El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, continúa con su particular batalla contra las petroleras que operan en Ecuador para que se plieguen definitivamente a sus condiciones. El Ejecutivo planea presentar una nueva legislación para facilitar la expropiación de operaciones petroleras si las compañías se niegan a firmar los nuevos contratos de servicios. "Mi paciencia se está acabando, las petrolíferas están jugando con nosotros", ha indicado Correa. Esta medida podría afectar, entre otras, a la compañía española Repsol YPF, a la brasileña Petrobras, y a la china Andes Petroleum.
El Banco de España se mantiene en silencio, y no ha querido dar ningún tipo de declaración a este diario, ante la petición del presidente de Ecuador, Rafael Correa, de solicitar a la autoridad monetaria española un periodo de demora en el pago de las hipotecas de los inmigrantes ecuatorianos que residen en el país. Algunas asociaciones de ecuatorianos en España consultadas por Americaeconómica.com, aseguran que han puesto en marcha talleres informativos con técnicos de la Asociación de usuarios de bancos, cajas de ahorros y seguros (Adicae) para que sus compatriotas estén al corriente de toda la información.
A los bancos españoles les ha pillado por sorpresa la solicitud del presidente de Ecuador, Rafael Correa, de un periodo de demora en el pago de las hipotecas de los inmigrantes ecuatorianos que residen en territorio español. Fuentes oficiales de la Asociación Española de Banca (AEB) y de la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA) consultadas por Americaeconomica.com, han asegurado desconocer esta noticia, aunque han indicado que permanecerán a la espera hasta que reciban esta petición.
El presidente de Ecuador, Rafael Correa, solicitará a los bancos españoles que apliquen una moratoria a los pagos de las hipotecas de los inmigrantes ecuatorianos que residen en el país europeo. La estrategia se ha iniciado en la sede madrileña del Banco de España, donde se han reunido Javier Aríztegui, subgobernador de la institución, y Galo Chiriboga Zambrano, embajador del país latinoamericano. Algunas asociaciones de ecuatorianos en España consultadas por Americaeconómica.com, culpan de no poder hacer frente al pago de estas cargas a los bancos españoles y a las inmobiliarias en este periodo de crisis.
El presidente del Gobierno de Ecuador, Rafael Correa, ha hecho un lavado de imagen en su Ejecutivo, el mandatario ha sustituido a nueve de sus ministros y también a algunos altos cargos. Según algunos analistas, estos cambios se podrían deber a que varios de los proyectos principales en el programa de Rafael Correa a tres años de finalizar su mandato, no se han cumplido todavía.
El presidente del Gobierno de Ecuador, Rafael Correa, ha asegurado que buscará la nulidad de un fallo del Tribunal de Arbitraje de La Haya, que ha condenado al país andino a pagar 518 millones de euros a la estadounidense Chevron. Según Correa, la sentencia es un escándalo, y se trata de una persecución de la petrolera hacía el país por un juicio en el que nada tiene que ver el Gobierno. Correa se refiere a las denuncias de varias comunidades de la Amazonía que exigen a la petrolera estadounidense 20.000 millones de euros por presunto daño medioambiental.
La Corte Permanente de Arbitraje de La Haya falló a favor de Chevron en batalla que mantiene con Ecuador. Este tribunal dictaminó que la Justicia ecuatoriana violó las leyes internacionales al retrasar la resolución sobre las disputas comerciales de la petrolera y el país andino y fijó el pago de una indemnización de 700 millones de dólares. Este mismo mes y en un juicio paralelo, el Estado latinoamericano recibió otro varapalo, en este caso de la justicia estadounidense, que rechazó la petición del Gobierno de Rafael Correa de detener un arbitraje internacional solicitado por la empresa, que se enfrenta a una demanda de 27.000 millones de dólares por supuestos daños ambientales.
0,296875