americaeconomica.com
Edición testing    

PAÍS > ECUADOR

El Gobierno ecuatoriano ha aprobado, con la ayuda de partidos afines, la ley que motivo el alzamiento de policías y militares en el que se vio involucrado el presidente Rafael Correa. Dicha ley contempla la retirada de incentivos económicos según antigüedad de los miembros de ambos cuerpos, que verán subsanada dicha retirada con una subida de sueldo de entre 400 y 570 dólares (de entre 291 y 393 euros). El Gobierno niega que la subida haya sido provocada por las revueltas.
La situación monetaria de Ecuador pone en riesgo el crecimiento económico del país presidido por Rafael Correa. La dependencia que tiene la economía ecuatoriana respecto al dólar, ya que es su moneda oficial, está siendo una de las principales rémoras, ya que sufren directamente la devaluación que vive el billete verde. Mientras, el país continúa en estado de excepción, después de la sublevación policial en la que se vio involucrado el presidente Correa, y en un mar de dudas, ya que aún no ha quedado claro si fue un golpe de Estado o una manifestación con resultados inesperados.
Ecuador, que a esta hora ha regresado a la normalidad, sufrió ayer una sublevación de los cuerpos policiales, y parte de los militares, en la que el propio presidente Rafael Correa se vio involucrado. El cúmulo de informaciones y desmentidos han dejado un poso de preguntas de difícil respuesta. Mientras que tanto Correa como los miembros del ALBA aseguran que lo sucedido ayer fue un Golpe de Estado, los miembros de la oposición política, así como varios informadores ecuatorianos de primer orden consultados por Americaeconomica.com, valoran lo sucedido como algo fortuito.
Las principales bolsas latinoamericanas dieron la espalda el jueves a la crisis política ecuatoriana, provocada por una revuelta de la policía en protesta por una nueva Ley que aplicará significativos recortes en sus retribuciones. Los rebeldes han conseguido herir al presidente de Ecuador, Rafael Correa, cuyo Gobierno aseguraba, al cierre de esta edición, que tenía la situación controlada.
El vicepresidente de Ecuador, Lenín Moreno, ha pedido que los países, principalmente los industrializados, que aporten por lo menos 3.300 millones de dólares (2.449 millones de euros) al proyecto ambiental Yasuní- ITT, para obtener de este modo una compensación internacional a cambio de no explotar petróleo en la selva virgen de la amazonia ecuatoriana.
La Corporación Andina de Fomento (CAF), organismo financiero multilateral que preside Enrique García, ha extendido una línea de crédito de 200 millones de dólares (unos 148 millones de euros) a Ecuador para atender eventuales emergencias. El ministro de Finanzas del país latinoamericano, Patricio Rivera, ha señalado que el crédito tiene ventajas adicionales como pagar la comisión, que rondaría entre el 1 y el 1,5%, una sola vez en la vida, en el momento en que se da la emergencia.
El embajador de China en Ecuador, Cai Runguo, ha asegurado que una firma de su país, que no ha precisado, invertirá 3.000 millones de dólares (unos 2.245 millones de dólares) en una mina de cobre ecuatoriana. Según ha asegurado Runguo en la prensa local, el gigante asiático prevé invertir más de 5.000 millones de dólares (3.742 millones de euros) en Ecuador, aunque ha manifestado inquietudes sobre el cambio de contratos petroleros y la futura derogación del tratado de inversión bilateral. El funcionario ha indicado que aunque el gigante asiático tiene sus propios recursos naturales con el desarrollo económico ya no son suficientes.
El presidente del Gobierno de Ecuador, Rafael Correa, pretende que el ‘Código de Producción’ entre en vigencia este mismo año para impulsar el desarrollo del país. El nuevo marco legal, impulsado para proteger y promover la inversión extranjera en Ecuador, está pendiente de su paso por la Asamblea Nacional para su aprobación. En las jornadas de ‘Iberoamérica Invierte’, celebradas hoy en Madrid, se ha hecho hincapié en la necesidad de que los países latinoamericanos mejoren la seguridad jurídica para conseguir un aumento de las inversiones.
El presidente del Gobierno de Ecuador, Rafael Correa, ha concluido en Seúl la gira que le ha llevado por Japón y Corea del Sur en busca de inversiones en el sector energético. En el país nipón, Correa ha presentado a Ecuador como la puerta de entrada para Japón y toda la cuenca asiática del Pacífico a América del Sur, y ha recalcado que es el momento de que el país presidido por Naoto Kan conozca la nueva época que está viviendo América Latina. En Corea del Sur, el mandatario ha acordado con el presidente Lee Myung-bak incrementar la cooperación energética y ha invitado a los empresarios surcoreanos a que inviertan en el país latinoamericano y permitan que se realice una transferencia tecnológica para el desarrollo de Ecuador.
El presidente de Ecuador, Rafael Correa, y su homólogo surcoreano, Lee Myung-bak, han acordado en Seúl incrementar la cooperación energética. Lee ha pedido a Correa apoyo para que las empresas surcoreanas participen en infraestructuras energéticas en Ecuador, en especial en el proyecto de la Refinería del Pacífico, en la provincia de Manabí, que tiene un presupuesto de 12.500 millones de dólares y que comenzará a funcionar en diciembre de 2013.
0,203125