americaeconomica.com
Edición testing    

PAÍS > BOLIVIA

Vicent Bolloré, un multimillonario empresario francés, presidente y dueño de la compañía Bolloré, ha enviado a varios altos ejecutivos de su empresa a Bolivia para que presionen al Gobierno de Evo Morales con el fin de que inicie cuanto antes el proceso de industrialización del litio. El empresario, amigo íntimo de Nicolás Sarkozy, que ha puesto a disposición del presidente francés tanto su yate como su avión privado, espera convertirse en el nuevo Henry Ford del automovilismo eléctrico.
La Corporación Andina de Fomento (CAF), que preside Enrique García, ha aprobado un crédito por valor de casi 33 millones de euros (44 millones de dólares) a la ciudad de Santa Cruz, en Bolivia. Este crédito tiene como objetivo crear y reformar infraestructuras, para mejorar la calidad de vida de toda la población de Santa Cruz.
El Gobierno de Evo Morales, a través de su ministro de Minería, José Pimentel, ha asegurado que respetará los intereses de la minera japonesa Sumitomo en Bolivia, que opera en el país mediante su filial San Cristóbal, a pesar de que el ministro de Asuntos Exteriores, David Choquehuanca, la acusara de “saquear” minerales. Además, el Ejecutivo ha dejado claro que la compañía deberá ajustar su contrato a la nueva Constitución que establece la participación del Estado.
El presidente venezolano, Hugo Chávez, no está dispuesto a esperar sentado y ver como Lula da Silva se lanza a la conquista de Brasil. Chávez ha decidido “mover ficha” después de que los brasileños anunciaran inversiones millonarias en Bolivia, por eso Caracas negocia con La Paz un plan de cooperación de cinco años que abarcaría sectores como la industria, la minería y las telecomunicaciones. Nicolás Moreno, ministro de Asuntos Exteriores de Venezuela, ha asegurado que se están planteando un nivel superior de cooperación en el desarrollo conjunto y en compartir las capacidades de sus países.
Sergio Gallardo, el concejal que encabezó la lista del partido de Evo Morales para Tarija conversó con Americaeconómica.com sobre las elecciones regionales que tuvieron lugar el pasado domingo en el país latinoamericano. El Movimiento al Socialismo (MAS), ha celebrado como una victoria el triplicar el número de concejales en está dificil plaza, dónde la oposición ha conservado la mayoría. Además, las elecciones en la ciudad boliviana, se han visto envueltas en la polémica. Los rivales del partido del mandatario han acusado a este grupo de trasladar hasta la región a ciudadanos bolivianos residentes en Argentina para aumentar sustancialmente sus votos.
El presidente de Brasil, Lula da Silva, a través de su enviado especial a Bolivia, el diplomático Marco Aurelio García, ha 'presionado' a Evo Morales para que Petrobras sea el principal socio petrolero del país andino. García ha asegurado que Petrobras está dispuesta a invertir en exploración y producción de nuevos campos petrolíferos. Según los analistas consultados las negociaciones entre Petrobras y YPFB van a ser complicadas, porque la petrolera boliviana ha puesto ya parte de sus áreas reservadas en manos de la estatal venezolana Pdvsa.
Importantes empresas brasileñas han llegado a Bolivia con la intención de hacer negocios en sectores como la minería, la electricidad, la construcción de carreteras, la industrialización de gas natural o la aviación. Representantes de las compañías Electrobras, Vale do Rio, Braskem, Andrade Gutiérrez, OAS, Odebrecht y Embraer se han reunido con el vicepresidente Álvaro García Linera para mostrarle su interés de cooperar en diferentes ámbitos de la actividad económica.
La Corporación Andina de Fomento (CAF), que preside Enrique García, ha aprobado un crédito por valor de casi 56 millones de euros (75 millones de dólares)a Bolivia. Este crédito tiene como objetivo ayudar a la reconstrucción de las regiones bolivianas afectadas por los grandes desastres naturales acontecidos en el país, como el fenómeno climático ‘El Niño’.
El partido político de Evo Morales, el Movimiento Al Socialismo (MAS), ha conseguido el triunfo en seis de las nueve regiones del país en las elecciones locales que se han celebrado este fin de semana, a pesar de que los sondeos indicaban que el partido que milita el presidente de Bolivia perdería una cantidad significativa de votos.
El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha mostrado su temor a sufrir su primera derrota electoral el próximo 4 de abril. El mandatario ha lanzado una advertencia a los votantes del país al asegurar que sólo tendrán el ‘apoyo’ del Gobierno las regiones que voten por sus candidatos.
0,297119140625