americaeconomica.com
Edición testing    

PAÍS > ARGENTINA

La reforma en el Partido Justicialista argentino se acelera cada vez más. El ex presidente Eduardo Duhalde ha anunciado que se va a presentar a las primarias de 2011. Además ha explicado que colabora con el ex senador radical Rodolfo Terragno en un acuerdo con dirigentes del radicalismo para generar políticas de Estado y vencer a Néstor Kirchner.
A los Kirchner les empiezan a surgir protestas de muchos sectores. Si el martes eran miembros del CCC guiado por Eduardo Delmonte los que criticaban la política económica argentina como muestra de la división existente en el sindicato peronista; hoy las voces contrarias eran las de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud (Fesprosa) guiados por Jorge Yabkowski.
Los Kirchner están perdiendo algunos de sus apoyos más importantes. El matrimonio que gobierna en Argentina ha contado históricamente con el respaldo del sindicato peronista, un bloque tan heterogéneo como fiel a las políticas de la pareja. Sin embargo en los últimos meses han ganado peso voces críticas con los titulares del poder ejecutivo del país. En concreto la Corriente Clasista y Combativa (CCC) liderada por Eduardo Delmonte.
El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, tiene todo listo para que la provincia emita 320 millones de dólares en el mercado de deuda local antes de fin de año. Todo apunta a que esta semana el Gobierno de Cristina Fernández decidirá eliminar durante un periodo de dos años la ley de responsabilidad fiscal, que limita el monto de emisiones en las provincias, después de la fuerte presión que los dirigentes han ejercido en los últimos meses, asolados por el déficit de sus administraciones.
El gobierno de Cristina Kircher va a promover las inversiones en su país. Para esto ha creado un proceso por el que las empresas que inviertan en bienes de capital y generen empleo en Argentina, podrán obtener beneficios fiscales por un total de 3.600 millones de pesos (360 millones de euros). Estas medidas estarán en funcionamiento durante casi un año, hasta septiembre del año próximo.
La temporada de lluvia de las últimas semanas en Argentina ha logrado estabilizar los terrenos para las plantaciones de soja a tiempo, ayudando a mejorar los pronósticos de siembra. Los empresarios agrarios pretenden alcanzar este año las 53 millones de toneladas de producción.
Los apuros por los que pasan algunos gobiernos provinciales de Argentina para cuadrar las cuentas, junto al hecho de que las provincias de Ciudad de Buenos Aires y Santa Fe, las dos más pobladas y ricas del país, estén ahora en manos de políticos opuestos al kichnerismo han restaurado un viejo debate.
El ministro de Economía de Argentina, Amado Boudou, y el secretario de Finanzas, Hernán Lorenzino, avanzan en la elaboración de un proyecto de ley que tendrá como objetivo modificar la denominada “ley cerrojo”, que imposibilita la reapertura del canje de deuda. Con el cambio de la norma, el Gobierno de Cristina Fernández busca acercar posiciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y con el Club de París.
El empresario argentino Enrique Eskenazi apenas ha estado un día y medio en Madrid, pero su paso por la capital española ha dejado a la prensa económica repleta de análisis sobre el futuro corporativo de Repsol YPF. El magnate argentino quiso cerrar su estancia con una emotiva conferencia organizada por la Casa de América, desgranando las líneas maestras de sus principios éticos y convocando a todos los empresarios españoles a participar en su máximo sueño: la unión definitiva entre la Península Ibérica e Iberoamérica.
Las empresas internacionales con intereses en Argentina asisten atónitas al renacimiento de una rivalidad política histórica. Eduardo Duhalde, el mayor enemigo político de Cristina Fernández y de su marido, ha reconocido que estudia presentarse como candidato a las presidenciales de 2011. Un movimiento que podría acelerar los planes del matrimonio presidencial para controlar los sectores estratégicos del país, participados por empresas extranjeras.
0,345703125