americaeconomica.com
Edición testing    

PAÍS > ARGENTINA

Cristina Fernández saca la imagen de Eva Perón a las calles tras los últimos tropiezos del kirchnerismo
La humillante derrota del candidato kirchnerista a las elecciones de la importante provincia de Santa Fe, Agustín Rossi, que quedó último con un 22% de los votos, por detrás de socialistas y peronistas disidentes del oficialismo, ha caído como un jarro de agua fría en el Gobierno central de Cristina Fernández. El varapalo se une al revés sufrido ante Mauricio Macri hace dos semanas en los comicios locales de Buenos Aires, y ha suscitado las primeras dudas sobre la candidatura presidencial de Cristina para el próximo otoño, de tal forma que la presidenta ha decidido sacar la imagen de Evita Perón a las calles para intentar reforzar su imagen.
Los datos lo dicen. El 89% de los argentinos tienen perfil en Facebook. Según el ranking elaborado por Comscore, una compañía de investigación de marketing en Internet, la población argentina pasa 8,4 horas diarias en las redes sociales. Esta cifra ubica a la nación la primera del ranking en América Latina con más usuarios en Facebook, y tercera en el listado mundial detrás de EEUU y La India.
El Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes ha emitido una dura advertencia a Argentina, a la que acusa de no fomentar la democracia ni de respetar los derechos y libertades que se le exigen a un Estado de Derecho. En concreto, Connie Mack, representante por Florida y cercano a la conocida anticastrista Ileana Ros-Lehtinen, presidenta del Comité, se ha convertido en el azote de la nación gobernada por Cristina Fernández al haber sido el impulsor de una resolución para retirar las ayudas, que Departamento de Estado otorga al país sudamericano para programas de apoyo y capacitación. El lobby norteamericano agroalimentario, partidario de endurecer las condiciones del comercio con Argentina y que controla parte de la deuda en default del país sudamericano, se encuentra detrás de la nueva medida de presión.
Argentina sufre desde hace semanas graves carencias de combustible que han provocado serios problemas de abastecimiento a la población. Sin embargo, el Gobierno de Cristina Fernández se había negado a admitirlo, algo que finalmente ha hecho hoy, aunque ha culpabilizado de la situación, a través del ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, a los medios de comunicación La Nación, Clarín y Perfil.
Fernanda Martínez
La cantante argentina actuó en acústico para Balcony TV.
A la presidenta argentina, Cristina Fernández, no se le ha pasado por alto que la fuga de capitales se está acelerando en Argentina durante 2011.
El Gobierno de Cristina Fernández culpabiliza a la prensa de la escasez de combustible
Argentina sufre desde hace semanas graves carencias de combustible que han provocado serios problemas de abastecimiento a la población. Sin embargo, el Gobierno de Cristina Fernández se había negado a admitirlo, algo que finalmente ha hecho hoy, aunque ha culpabilizado de la situación, a través del ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, a los medios de comunicación La Nación, Clarín y Perfil.
A la presidenta argentina, Cristina Fernández, no se le ha pasado por alto que la fuga de capitales se está acelerando en Argentina durante 2011. Para intentar evitar que el proceso se agrave, la mandataria ha realizado un llamamiento público para “convencer a los argentinos de que no hay que apostar al dólar sino a las empresas que están instaladas en el país”; es decir, Cristina pide a sus ciudadanos que no saquen sus ahorros del país como medida de defensa ante un posible derrumbamiento de la economía (el dólar se ve masivamente en Argentina como un refugio seguro) y que el capital producido en el país se quede y reinvierta dentro de sus fronteras. En el primer semestre del año, alrededor de 10.000 millones de dólares (711 millones de euros) han abandonado la nación.
La presión que ha venido ejerciendo el Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre Argentina, para que el país sudamericano ofrezca datos fiables sobre el estado de su economía, parece que comienza a dar sus frutos.
La nueva jefa del FMI convence a Cristina Fernández para que cambie el IPC argentino
La presión que ha venido ejerciendo el Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre Argentina, para que el país sudamericano ofrezca datos fiables sobre el estado de su economía, parece que comienza a dar sus frutos. Especialmente, tras el guiño de Cristina Fernández, presidenta argentina, que se comprometió a cumplir con los requisitos que exige el organismo internacional, a Christine Lagarde, nueva directora del FMI, que a cambio le otorgó otros 180 días para mejorar ese aspecto. Ahora, el viceministro de Economía, Roberto Feletti, ha hecho público que el nuevo Indice de Precios al Consumo (IPC), que está elaborando Argentina en estrecha cooperación con técnicos del FMI, estará disponible "a finales de 2012 o principios de 2013".
0,26513671875