El petro, incierto salvavidas para las prestaciones sociales en Venezuela

Petro

Petro

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El sueño de retirarse y comprar un auto o una casa con lo que se había acumulado durante décadas de trabajo se esfumó con la devaluación en Venezuela. Sin embargo, el presidente Nicolás Maduro encontró la respuesta y propone el petro como una salvación.

Años atrás, cuando un trabajador recibía sus prestaciones sociales tras finalizar su relación laboral con una empresa del Estado, podía utilizar el dinero para ahorrar y vivir de ello mientras conseguía otro empleo o simplemente lo usaba para invertirlo en algún emprendimiento.

Pero el tiempo y la crisis cambiaron las reglas de juego. Un trabajador puede recibir entre 30 dólares y 100 dólares en prestaciones sociales, lo que apenas alcanza para hacer las compras básicas. Comprar un auto es impensable, porque un vehículo usado y con 20 años de antigüedad, puede llegar a costar 2.500 dólares.

Una profesora con 25 años de servicio en la principal universidad del país, que prefirió no identificarse, recordó que antes retirarse era sinónimo de poder tener un apartamento nuevo.

«Yo tengo 25 años como profesora de la Universidad Central de Venezuela, y recuerdo que antes los maestros se retiraban y con el dinero compraban un apartamento o un automóvil, ahora no puedo ni hacer un mercado», señaló en conversación con Sputnik.

Por su parte, Cira Rodríguez contó a esta agencia que tiene 26 años trabajando en la administración pública, y que ahora no puede hacer uso parcial de sus prestaciones porque éstas perdieron valor.

«Ahora los empleados públicos perdimos las prestaciones y así sea en petros, no van a valer nada. Antes podía retirar un porcentaje de mis prestaciones y con eso me iba de vacaciones o realizaba reparaciones a mi casa, pero ahora no, se devaluaron por completo», comentó.

Ante ese escenario, Maduro aprobó el 1 de mayo que el cálculo de las prestaciones sociales de los trabajadores de las empresas públicas se realice en base a la criptomoneda venezolana petro.

El petro tiene un valor actual equivalente a 57 dólares, según la tasa oficial del Banco Central de Venezuela.

Además, está respaldado en reservas naturales como petróleo, oro y diamantes.

Hasta el momento, el Gobierno no ha ofrecido mayores detalles de cómo se aplicará esa medida, que según Maduro busca «defender el valor real de las prestaciones sociales como vía de ahorro».

ANCLAJE AL SALARIO

Los trabajadores consultados por Sputnik coincidieron en que para que funcione esa medida, el Gobierno debe primero anclar el salario mínimo al petro.

«El salario mínimo debe anclarse al petro, porque actualmente el petro solo está anclado para el pago de multas, a las tasas y los impuestos fiscales. Primero el Gobierno debe nivelar los sueldos en base al petro, porque si no nivelan el salario quedamos en lo mismo», expresó Lisandro Méndez, trabajador con 22 años en la administración pública.

Jesús Díaz, empleado público, también señaló que la prioridad es el aumento del salario mínimo para que las prestaciones tengan un valor ajustado a la realidad económica del país.

«Me parece que hay una buena intención por parte del Gobierno, pero para que las prestaciones tengan valor al calcularlas en petros, primero deben incrementar el salario mínimo a un valor real. Con un salario de 3 dólares, un trabajador no acumula casi nada en prestaciones, y así las calculen en petros, al final no tendrán un monto significativo a la hora de recibir sus prestaciones por años de servicio», acotó.

El 1 de mayo, el Gobierno aumentó el salario mínimo en un 300 por ciento, en medio del cuarto año de hiperinflación que atraviesa el país, con lo que pasó de 0,64 dólares a 3 dólares.

INFLACIÓN

Consultado por Sputnik, el diputado y economista Tony Boza opinó que la inflación no afectaría las prestaciones sociales si se calculan en base al petro.

«Que el presidente haya tomado la decisión clara y precisa de relacionar las prestaciones con un criptoactivo como el petro es precisamente aplicar un mecanismo indexatorio, que implica que por más que pase el tiempo y la inflación pueda galopar, para los efectos del cálculo de las prestaciones la inflación no tendría efecto», señaló.

El legislador, que representa al gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), consideró que la propuesta de llevar las prestaciones al valor del petro debe estar acompañada por igual medida con el salario mínimo.

«El avance significa indexar el salario mismo, implica que el salario no se siga calculando en valores de bolívares (moneda local) sino que se haga el mismo proceso con las prestaciones. Si es así, el salario dentro de un mes valdría la misma cantidad de divisas que vale hoy, porque el valor estaría reflejado en un criptoactivo que mantiene su valor y no se depreciaría en el tiempo respecto a la capacidad adquisitiva», explicó.

Entre dudas y esperanza, los trabajadores esperan que una vez se ponga en marcha la medida anunciada por Maduro sus prestaciones sociales recuperen valor, y que al retirarse o jubilarse puedan contar con un pago que les permita cumplir el sueño la casa o el auto propio.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA