El Gobierno británico revalida el reconocimiento de Guaidó como «jefe del Estado» venezolano

Juan Guaidó

Juan Guaidó

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El canciller británico, Dominic Raab, reafirmó el reconocimiento de Juan Guaidó «como presidente interino constitucional de Venezuela» en una declaración formal remitida al Tribunal Supremo, que dirime la apelación del líder opositor sobre el derecho de acceso a las reserva de oro depositadas en el Banco de Inglaterra.

«El Gobierno reconoce a Guaidó, y solo a Guaidó, como presidente de Venezuela», sostuvo su representante legal en la vista pública del recurso ante el Supremo, que comenzó este lunes 19 en Londres.

La Corte de Apelación dejó abierta, en su sentencia del pasado octubre, la posibilidad de que el Ejecutivo del Reino Unido reconozca a Nicolás Maduro como «presidente de hecho» y a Guaidó como «presidente de derecho».

La cancillería británica reiteró en un comunicado que el «Reino Unido reconoce a Juan Guaidó como presidente de Venezuela y consecuentemente es el único individuo reconocido que tiene la autoridad de actuar en nombre de Venezuela como jefe de Estado».

Raab también especificó, a través de sus abogados, que «no reconoce» formalmente al presidente Maduro en ninguna capacidad de poder estatal.

La defensa de la junta del Banco de Venezuela designada por el presidente chavista sostiene que la «nueva y limitada» posición declarada por el Gobierno conservador no tiene en cuenta la realidad doméstica venezolana ni quien retiene el «control efectivo del Gobierno» de Caracas.

El equipo legal de Maduro hace referencia, en particular, a las relaciones diplomáticas que siguen activas a través de las respectivas misiones en Londres y Caracas y al hecho de que el Gobierno británico rechazó acreditar formalmente a la «emisaria» de Guaidó en Reino Unido, Vanessa Neumann.

A su vez, el abogado del bando opositor, Timothy Otty, defendió al respecto que el certificado de reconocimiento de la cancillería es «concluyente» y los tribunales de Justicia no deberían cuestionar el alcance de su contenido ni el «contexto» en que se efectuó.

Aún así, el letrado justificó en «razones prácticas» la continuidad de las relaciones diplomáticas con el Gobierno chavista después de que Guaidó se autoproclamara «presidente interino» en 2019.

«Que para el Gobierno de su Majestad (del Reino Unido) haya sido necesario por razones prácticas tratar con elementos del régimen de Maduro respecto a algunas funciones esenciales no socava su posición en reconocimiento», sostuvo.

Por el contrario, añadió Otty en su alegato, «la negativa a lidiar directamente con el señor Maduro subraya la posición del Reino Unido de que ya no le considera jefe del Estado venezolano».

El recurso ante el Supremo enfrenta al consejo de administración del Banco Central de Venezuela (BCV) nombrado por Maduro con una «junta adhoc» de la misma entidad designada por Guaidó.

Ambas partes reclaman la autoridad sobre los estimados 1.600 millones de euros en reservas del Estado venezolano que la administración de Hugo Chávez depositó en el Banco de Inglaterra hace más de una década.

La administración chavista quiere destinar unos mil millones de los disputados recursos financieros a programas contra la pandemia de coronavirus que se canalizarían a través de la ONU, según aseguran sus abogados.

Cinco jueces lores atienden esta fase del proceso de apelación en sesiones orales que podrían prolongarse hasta el jueves 22 de julio.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA