El comisario de Gestión de Crisis de la UE ve margen para revisar sanciones a Venezuela si hay avances democráticos

Unión Europea

Unión Europea

El comisario europeo de Gestión de Crisis, Janez Lenarcic, ha señalado este martes que la Unión Europea está «abierta» a considerar las sanciones que aplica a Venezuela si se registran avances democráticos en el país, como pasos sustanciales en el proceso de negociaciones entre el Gobierno de Nicolás Maduro y la oposición para celebrar elecciones democráticas.

En una entrevista concedida a Europa Press con motivo del viaje que inicia este martes a Colombia y Panamá para reforzar la cooperación humanitaria con la región latinoamericana, el responsable de Gestión de Crisis ha asegurado que las medidas restrictivas impuestas a Venezuela son «reversibles y escalables», dependiendo de la evolución de la situación democrática, del Estado de derecho y los Derechos Humanos en el país.

«Por supuesto, estamos abiertos a revisar nuestras medidas restrictivas en caso de que haya un progreso concreto y sustancial en las negociaciones (con la oposición), que incluye el camino hacia mejores procesos electorales para la organización de elecciones presidenciales y legislativas creíbles, inclusivas y transparentes», ha añadido el comisario esloveno.

En todo caso, la política de sanciones queda en manos de los Veintisiete y cualquier cambio necesitaría de su visto bueno, aunque en las últimas semanas el acercamiento de Estados Unidos a Venezuela, con intercambio de presos incluido, y la necesidad de seguridad energética por la guerra en Ucrania ha abierto el debate sobre una posible relajación de las sanciones.

Sobre la crisis de refugiados en Venezuela, Lenarcic no ha dudado en calificar calificar de «muy preocupante» la situación y ha señalado que es una crisis humanitaria que impacta a toda la región. De todas formas, ha recordado el papel de la UE como principal donante humanitario, con una contribución de 315 millones de euros hasta la fecha para aliviar la situación de los venezolanos tanto en el país como en comunidades de acogida. «Solo en 2022, esta financiación asciende a 77 millones de euros. Mantendremos el rumbo y continuaremos apoyando sobre la base de las necesidades humanitarias», ha afirmado el comisario.

PASOS CONCRETOS DE PETRO PARA LA PAZ

El responsable de ayuda humanitaria de la Comisión Europea arranca su viaje en Colombia, país del que pone en valor el esfuerzo de sus autoridades para avanzar en la paz y la reconciliación. En particular, ha alabado el compromiso y los «pasos concretos» dados por el nuevo presidente Gustavo Petro para unir a la sociedad colombiana tras décadas de conflicto. «Da esperanzas no solo a Colombia sino a toda la región», ha asegurado.

Preguntado por el inicio de las conversaciones de paz entre el Gobierno y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) previsto para noviembre, el político esloveno ha aplaudido la reanudación de los contactos. «La Unión Europea siempre ha sido una firme defensora del proceso de consolidación de la paz, en todos los niveles». Este es un hito importante hacia la paz y la estabilidad duraderas en toda Colombia después del histórico Acuerdo Final de Paz de 2016″, ha valorado.

Otra de esas acciones concretas son la reapertura de la frontera con Venezuela y la vuelta de los vuelos entre Bogotá y Caracas, al tiempo que Lenarcic ha recalcado la decisión de las autoridades colombianas de facilitar protección temporal para los refugiados venezolanos. Se trata de un importante paso puesto que, como recuerda el comisario, Colombia acoge a 2,4 millones de migrantes y refugiados que viven en situación de pobreza y vulnerabilidad.

La siguiente parada de Lenarcic en su gira latinoamericana es Panamá, donde inaugurará una reserva humanitaria de la UE, en la región con la que el bloque quiere desplegar una respuesta más ágil ante situaciones de crisis como el reciente huracán ‘Ian’ que sacudió la isla de Cuba.

Este modelo sigue el mismo esquema de las reservas puestas en marcha en Europa para responder a la crisis del coronavirus. «Esta reserva de ayuda de la UE en el extranjero se utilizará para preposicionar equipos como material de refugio, botiquines de primeros auxilios, alimentos y artículos de saneamiento para entregarlos directamente dentro de la región cuando ocurran crisis como desastres naturales», explica el comisario. «Se espera que esto acelere en gran medida la entrega de ayuda. Es una reserva coordinada por la UE y se utilizará para nuestros esfuerzos de respuesta en la región», añade.

El telón de fondo de la visita de Lenarcic a la zona es ahondar las relaciones con Latinoamérica, una región cercana en valores democráticos y con una gran relación económica con la UE pero que no siempre recibe atención en Bruselas, algo que la diplomacia comunitaria aspira a cambiar a raíz de la guerra en Ucrania.

«Solo tiene sentido para nosotros fortalecer las relaciones con los países de América Latina y el Caribe en un momento en que el derecho internacional y la estabilidad mundial corren el mayor riesgo desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Esto es esencial para la cooperación en cuestiones humanitarias, pero también en el comercio y asociaciones económicas», reflexiona el comisario.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA