Argentina y Chile acuerdan la construcción del cable óptico submarino hacia Oceanía y Asia

Digital tecnología
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, sostuvo este martes en Santiago una reunión bilateral con el mandatario argentino Alberto Fernández, en la que acordaron analizar las posibilidades de gestionar la construcción de un cable óptico submarino que una a ambos países con Australia, Nueva Zelanda y el Asia Pacífico.

«Firmamos un acuerdo que nos permite enfrentar en conjunto la construcción de un cable óptico submarino que unirá a Chile y Argentina con el mundo del Asia Pacífico», informó Piñera en conferencia de prensa, en el marco de la primera visita oficial de Fernández a Santiago.

El presidente chileno explicó que este proyecto apunta a que ambos países puedan incorporarse en plenitud a la sociedad digital mundial, pero no entregó más detalles al respecto.

Los mandatarios firmaron un convenio de reconocimiento y canje de licencias de conducir, que permite a ciudadanos de los dos países, circular con el mismo documento por vías chilenas y argentinas.

También firmaron acuerdos en materia de salud, para hacer más expedito el intercambio de información entre ambos ministerios; en materia fronteriza, para ir eliminando burocracia en las aduanas, y también un pacto para mejorar la implementación de la itinerancia de los celulares.

Fernández inició este martes su primera visita oficial a Chile para realizar una serie de actividades, entre las que destacan el encuentro con Piñera, reuniones de trabajo con los presidentes del Senado, Cámara de Diputados y Corte Suprema, así como reuniones con líderes políticos y empresariales.

El viaje estaba planificado originalmente para el 18 de enero, pero el presidente Piñera y la primera dama, Cecilia Morel, entraron en un periodo de cuarentena preventiva por ser contactos estrechos de una persona con covid-19, lo que obligó a postergar el encuentro.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA