MSF advierte de que «miles» de migrantes siguen abandonados a su suerte en la frontera norte de México

Un grupo de migrantes de Centroamérica en su paso por México camino de Estados Unidos
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La ONG Médicos Sin Fronteras (MSF) ha alertado este martes de que «miles» de migrantes y solicitantes de asilo siguen malviviendo en los pasos fronterizos a la espera de cruzar, pese a las políticas de regularización anunciadas por el nuevo Gobierno de Estados Unidos.

«Seguimos viendo criminalización masiva de migrantes, un incremento de redadas y detenciones, la falta de apoyo necesario a los albergues y la falta de asistencia a la salud en un momento especialmente crítico por la pandemia de la COVID-19», apunta el coordinador general de MSF en México, Sergio Martín.

Si bien Martín reconoce el avance que supone el nuevo proceso de registro de solicitantes de asilo anunciado por la nueva Administración estadounidense de Joe Biden, siguen siendo «miles» las personas «que van a continuar sufriendo en la ruta si se mantienen las actuales medidas contra la población en tránsito».

MSF detalla que son unos 25.000 solicitantes de asilo los que siguen bajo el programa migratorio del anterior Gobierno de la Casa Blanca. El conocido como ‘Quédate en México’ forma parte de «un complejo entramado de políticas migratorias sigue vigente y contribuye a aumentar la vulnerabilidad de las personas en movimiento».

Es por ello que MSF considera «prioritario» que Estados Unidos anule «inmediatamente» la orden que permite la deportación de solicitantes de asilo sin audiencia por motivos de salud pública, tal y como contempla el Programa de Protección del Migrante (MPP por sus siglas en inglés), ideado por el Gobierno de Donald Trump.

La ONG informa de que sus campamentos e instalaciones, levantados en ciudades fronterizas como Matamoros, si bien son «un primer paso» para restablecer los principios de protección internacional, resultan también insuficientes, pues son miles los migrantes que «obligados a pernoctar» en cualquier parte se exponen a la violencia de las organizaciones criminales.

A su vez, Martín reclama que «es imprescindible que la red de albergues reciba el apoyo de las autoridades mexicanas y otras instituciones», pues muchos de ellos no están preparados para hacer frente a esta situación con el agravante de la pandemia del coronavirus de fondo.

A su vez, la situación se ha visto agravada en los últimos meses como consecuencia de la devastación que ha supuesto para muchas regiones centroamericanas el pasado de los huracanes Eta e Iota, en especial en Honduras.

«México y los países centroamericanos deberían estar a la altura, armonizar sus políticas migratorias regionales y proteger a sus ciudadanos. En caso contrario, solo vamos a ser testigos de más muertes, de más gente en camiones atestados bajo peligro de asfixia, de más sufrimiento, miseria, tortura y violencia», alerta.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA