Bolsonaro descarta el confinamiento y dice que no usará a «su» Ejército para obligar a quedarse en casa

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, y su hijo Flavio
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

En pleno empeoramiento de la situación epidemiológica en Brasil, su presidente, Jair Bolsonaro, ha vuelto a descartar este lunes la posibilidad de decretar el confinamiento domiciliario como medida para evitar el avance de la pandemia y ha asegurado que la población puede «tener por seguro» que él no utilizará a «su» Ejército «para obligar a nadie a quedarse en casa».

«Algunos quieren que decrete el confinamiento. No lo voy a decretar y de una cosa pueden estar seguros, mi Ejército no sale a la calle para obligar a la gente a quedarse en casa. Mi Ejército, que también es el tuyo», ha dicho Bolsonaro durante el habitual encuentro que mantiene con sus seguidores que se apelotonan a las puertas del Palacio de la Alvorada.

Desde el inicio de la pandemia, Bolsonaro ha protagonizado encontronazos con las autoridades locales y estatales que decretaron medidas de aislamiento para evitar un aumento de los contagios.

El principal argumento que utiliza el presidente brasileño para huir de este tipo de políticas son las cifras de paro y pobreza que se producirían en caso de que muchas de estas personas permanezcan en sus hogares, consciente del gran número de trabajadores informales que no pueden aspirar a los programas de ayuda.

«Parece que se está volviendo la moda del confinamiento. Pónganse en el lugar del jefe de familia que no tiene nada que llevar a casa», ha dicho Bolsonaro, quien siempre ha defendido este tipo de medidas como «remedios que pueden ser peores que la enfermedad».

En los últimos días Brasil ha experimentado un repunte de los casos de coronavirus, así como en el número de fallecidos. En total, son ya más de 11 millones de personas las que han contraído la enfermedad, de la que han muerto 265.411.

Este lunes, el Ministerio de Salud ha avanzado que para junio Brasil habrá recibido unos 14 millones de dosis de la vacuna de Pfizer, la única que cuenta con el registro definitivo de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa), y pese a lo cual se decidió el año pasado no adquirir un primer lote de unas 70 millones de dosis debido a las «draconianas» condiciones que habría impuesto la farmacéutica.

Actualmente las dos vacunas que se están utilizando en Brasil, la china Coronavac y AstraZeneca, solo cuentan con la autorización de uso de emergencia. Desde el Ministerio, señala Globo, también se está trabajando para la llegada hasta final de años de 30 millones de dosis de la vacuna de Janssen.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA