Un empujón para Dilma

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Moody´s Analitycs tiene esperanza de que la economía brasileña empiece a remontar después de un 2012 complejo. Aunque considera que para hacerlo, el país debe realizar cambios estructurales para fortalecer el crecimiento permanente”. Moody´s Analitycs tiene esperanza de que la economía brasileña empiece a remontar después de un 2012 complejo. Aunque considera que para hacerlo, el país debe realizar cambios estructurales para fortalecer el crecimiento permanente”.

Así lo ha señalado el director de Moody´s Analytics para Latinoamérica, Alfredo Coutiño, que ha apostado por una economía que no sea tan dependiente de los estímulos.

La economía del país, tal y como ha comentado la prensa latinoamericana, parece estar dando señales de recuperación en el presente ejercicio. De hecho, según parece, desde finales de 2012 ha empezado la remontada tras un año de estancamiento.

En concreto, la producción ha comenzado a responder a la dinámica del mercado interno, que se ha visto estimulado por políticas expansivas de índole fiscal y monetaria. El Producto Interior Bruto (PIB) ha avanzado un 1,4% en el cuarto trimestre, tras crecer menos del 1% en los trimestres anteriores.

Coutiño ha considerado que los subsidios al consumo y la aceleración de la inversión en infraestructuras son lo que está levantando la economía de su postración. Y no le falta razón, pues la economía parece estar avanzando de nuevo.

La inflación, por su parte, se ha acelerado por las políticas expansivas, que han ido respondiendo de modo gradual. De manera que el aumento de la demanda interna se acomoda en precios e importaciones, lo que presiona la inflación y las cuentas externas.

El banco central, ha mantenido las condiciones monetarias en territorio expansivo, ya que la lenta recuperación económica ha permitido que las autoridades mantengan la tasa referencia en mínimos del 7,25%.

La prensa de América Latina ha considerado que la economía brasileña vivirá un avance debido al Mundial de Fútbol de 2014, lo que hará que haya movimientos positivos para las finanzas del país.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA