Relaciones internacionales

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha asegurado que las preocupaciones por la depreciación del yen por parte del G-20 son exageradas. Según la entidad, lo que debe hacer el Banco de Japón es actuar con más determinación para escapar de la deflación que ha sufrido la economía. El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha asegurado que las preocupaciones por la depreciación del yen por parte del G-20 son exageradas. Según la entidad, lo que debe hacer el Banco de Japón es actuar con más determinación para escapar de la deflación que ha sufrido la economía.

Así lo ha señalado el FMI en un informe que ha circulado tras una reciente reunión de los ministros de este grupo en Moscú. En él, puede leerse que debe duplicar la meta de inflación a un 2% y el cambio hacia la compra ilimitada de activos supondría ir en la dirección correcta.

A pesar de ello, el Fondo Monetario ha señalado que se requerirán más medidas, como expandir sustancialmente el programa de compra de activos de Japón.

En la reunión del G20, uno de los principales temas de conversación fue la guerra cambiaria, que saltó a la palestra después de que el 8 de febrero, las autoridades japonesas señalasen que su objetivo es darle un valor específico a la divisa asiática.

En este contexto, la entidad ha señalado que el dólar estadounidense se había depreciado modestamente, “en torno a los fundamentos del medio plazo”. Es complicado, tal y como ha señalado el FMI, que haya mejoras claras en el mercado financiero.

En concreto, ha manifestado que “los principales indicadores sugieren que la actividad real se fortalecerá gradualmente en la medida en que condiciones financieras más fáciles se toman su tiempo para transmitirse a la economía más amplia”.

Para el FMI las autoridades internacionales no pueden darse el lujo de caer en la complacencia, sobre todo en la Zona Euro, donde son necesarios “más avances hacia la unión bancaria y una mayor integración fiscal”. Además, ha instado a EEUU actuar pronto para elevar el techo de la deuda y evitar recortes automáticos de gastos.

Para las economías avanzadas, la entidad ha señalado que sería deseable que hubiese crecimiento a un “ritmo gradual y sostenido”, mientras que para las economías en desarrollo se espera un “crecimiento más lento del esperado”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA