Prolongación del debate

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Con la negociación salarial entre los profesores y el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner en su punto más álgido, todo apunta a que no haya acuerdo y que los docentes apueste por movilizarse. Con la negociación salarial entre los profesores y el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner en su punto más álgido, todo apunta a que no haya acuerdo y que los docentes apueste por movilizarse.

En lugar de optar por el diálogo poco antes del pistoletazo de salida, ambos partes del conflicto prefirieron hacer sus posiciones más duras. El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, advirtió que si no hay acuerdo, puede existir una propuesta de carácter unilateral por parte del Estado Nacional”.

De no haber acuerdo, la Casa Rosada podría decretar hoy mismo el aumento en el sueldo de los profesores y podría ser de menos del 23,5%, porque Capitacnih advirtió que la oferta solo sería válida si había acuerdo entre las partes.

Según señala el periódico anti Kirchner Clarín, por la cantidad de trabajadores involucrados y por el momento del año en el que ocurre, la petición se ha tomado como un ejemplo para el resto de sindicatos.

La Confederación de Trabajadores de la Educación (CTERA) no se achanta y ha vuelto a aumentar sus peticiones. Hasta ahora el gremio pedía que el sueldo se aumentase de 3.416 pesos, lo que viene a ser un incremento del 31%. Ayer dieron un paso más y reclamaron que alcance los 4.860 pesos, lo que representa un ajuste del 42,27%.

La titular del sindicato, Stella Maldonado comentó a Clarín que había consultado con analistas económicos que les habían aconsejado reflejar la inflación en sus peticiones. Según ella, aceptarán bajar solo hasta de 4.500 pesos.

Esto por parte de este sindicato, pues los otros cuatro medios que participan (Unión de Docentes Argentinos, UDA, Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica, AMET, Confederación de Educadores Argentinos, CEA y Sindicato Argentino de Docentes Particulares, Sadop) quieren un avance del 61%, lo que situaría el mínimo en 5.500 pesos.

La diferencia entre lo que ofrece el Gobierno y lo que pretenden los gremios no es solo monetaria. La Casa Rosada propuso que el acuerdo sea por un año y que la paritaria no pueda reabrirse. Pero los sindicatos quieren que la suba se aplique en el primer semestre y que el convenio pueda ser revisado más adelante para chequear que el porcentaje logrado no haya quedado desfasado por la inflación.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA